5 pasos para convertir el fracaso en triunfo

Cuando Steve Blank apareció en la portada de la revista Wired hace nueve años, se esperaba que su empresa de aquel entonces, Rocket Science Game, revolucionara la industria de los videojuegos. Y no dejaba que el escepticismo y las críticas le afectaran. “Creía que era un genio”, dice Blank. Tres meses después, cuando llamó a su madre para decirle que estaba a punto de perder USD$35 millones, ya no se sentía tan genio.

 

“Tuve que tomar muchas decisiones, incluyendo la de tener que renunciar”, afirma. “Aprender de aquel fracaso fue una de las mejores experiencias de mi vida”. Y sí que aprendió. En 1996, Blank fundó la startup E.piphany, que consiguió USD$1,000 millones en inversión.

 

De acuerdo a Blank, en los últimos 10 años la cultura emprendedora se ha convertido en ‘amiga’ del fracaso. Emprendedores seriales en el Silicon Valley pasan de un negocio fallido al siguiente, y empresarios multimillonarios como Richard Branson expone sus fracasos tanto como sus éxitos. Aun así, “a nadie le gusta fracasar”, dice Blank. “Estamos hechos para el éxito”.

 

¿Pero y si realmente pudieras usar el fracaso como un escalón para tener éxito? Te compartimos cinco claves para lograrlo:

 

1. Llama al fracaso de otra manera
¿Cuándo fue la última vez que alguien fue contratado para una posición importante sin experiencia? Para los emprendedores seriales, “experiencia” es otra palabra para decir “fracaso”, según Blank. Al etiquetar un esfuerzo fallido como una oportunidad para aprender, lo estás poniendo bajo una luz positiva que te permite añadir credibilidad como emprendedor.

2. Usa el fracaso como un escalón
Con cada fracaso, identifica lo que sabes que hiciste mal y sé consciente de ello para no repetir tus mismos errores. Esto te llevará un paso más cerca del éxito, dice Steve Siebold, consultor que trabaja con emprendedores para crear pensamiento crítico.

 

“Nunca he escuchado a un empresario millonario diciendo que acertó a la primera”, dice Siebold. “Conforme más grandes son, comúnmente, más han fallado”.

 

3. No fracases solo
A la mayoría de los emprendedores les gusta iniciar su aventura en soledad. Pero si cometes un error tú solo, también será más difícil determinar qué salió mal. Tener un socio al que respetes y en quien confíes puede convertir cada fracaso en una oportunidad para colaborar. “Un buen socio puede ayudarte a determinar qué no hacer la siguiente vez”, dice Karl Baehr, director de la universidad enfocada en el emprendedurismo, Emerson College.

 

4. No escondas tus fracasos
En primer lugar, siéntete orgulloso de haber sido lo suficientemente valiente para tomar el riesgo. Al ser abierto sobre tus errores, te abres a aprender de los demás.

 

El mentor de Baehr, Walter Hailey, dueño de una aseguradora, tomaba un paseo diario a las cinco de la mañana con un grupo de amigos cercanos para hablar de ideas, éxitos y fracasos. “Para cuando regresaban a sus casas, tenían la solución”, dice Baehr. “Tenían un plan para resto del día”.

 

5. Redefine lo que quieres
Cambia el enfoque y la razón por los que iniciaste el negocio. “Revisa tus motivadores emocionales. Recuerda que somos creaturas emocionales y que la lógica no nos motiva”, afirma Siebold, quien lanzó cinco negocios fallidos seguidos antes de crear su firma consultora actual. Para Siebold, su motivador era llegar a ser millonario un día, meta que alcanzó a los 31 años. “Debes estar claro en lo que quieres”, dice. “La pregunta debe ser: ¿Qué tanto lo quieres”.

Fuente: Entrepreneur

 

10 razones para trabajar en equipo

Los grandes triunfos no los consigue un solo jugador; sino un equipo. Ya lo decía Michael Jordan: “El talento gana partidos, pero la inteligencia y el trabajo en equipo ganan campeonatos”. Y la frase de este gran basquetbolista es completamente cierta.

 

¿En tu empresa trabajan en equipo? ¿Confías en tus colaboradores y empleados para lograr las metas? ¿Todos están en la misma página y trabajan por un mismo objetivo? Si aún no adoptas una verdadera cultura de colaboración, te decimos por qué debes hacerlo hoy mismo:

 

1. Porque se complementan las habilidades y los talentos. Cuando tienes un equipo de trabajo diverso y bien enfocado, se pueden disminuir las debilidades y potenciar las fortalezas. Busca gente distinta que esté dispuesta a cooperar y trabajar por un mismo propósito.

2. Porque se completan más rápido las tareas. Si todos trabajan en un mismo proyecto, apoyándose mutuamente, el tiempo invertido en una tarea es mucho menor. El trabajo en equipo es clave para la productividad en una empresa.

 

3. Porque confías y te vuelves confiable. La confianza es el ingrediente básico del trabajo en equipo. Si confías en tu personal y ellos en ti, es mucho más fácil alcanzar las metas y resolver problemas.

 

4. Porque aumenta el sentido de pertenencia. Si una persona se siente parte de un equipo, es más probable que sea leal a la empresa. Esto disminuye la rotación de personal y aumenta la motivación.

 

5. Porque es gratificante para todos. Nada se siente mejor que un abrazo o un “high-five” de celebración cuando se cumple una meta de ventas o un proyecto es exitoso. Estos sentimientos compartidos son imprescindibles para que una persona se sienta feliz profesional y personalmente.

 

6. Porque no estarás solo. Cuando tienes un equipo en el que confías, nunca te acecha la soledad. Puedes compartir con ellos tus ideas, alegrías y tristezas.

 

7. Porque únicamente así se alcanzan las metas. Muchas cosas no las podrías lograr si no tuvieras el apoyo de un equipo. Por eso, es esencial que desde el principio elijas a las personas correctas que aporten a tu cultura y estrategias de negocio.

 

8. Porque de esa manera aprendes más de ti. El trabajo en equipo ofrece un importante aprendizaje individual. Cuando realmente todos colaboran, cada miembro sabe para qué es bueno y en qué áreas necesita ayuda.

 

9. Porque puedes resolver mejor los conflictos y encontrar nuevas ideas. “Dos cabezas piensan mejor que una”… ¿y cómo pensarán 5, 10 ó 15? Para encontrar soluciones a tus problemas nada mejor que compartirlos con los demás miembros de tu equipo y pedir que aporten ideas.

 

10. Porque es mucho más divertido. Por último, pero no menos importante, está el factor de disfrutar lo que haces. Procura que en tu equipo haya buena comunicación y sana convivencia; ayudará a hacer más fácil y disfrutable cada proyecto.

 

Fuente: Entrepreneur

5 tips para crecer a nivel laboral

En la actualidad la mayoría de los trabajadores buscan crecer a nivel laboral constantemente, ya sea porque quieren escalar puestos en la misma empresa, cambiar de organización, mejorar las condiciones o simplemente porque desean un crecimiento personal. Lo cierto es que vivimos en una sociedad muy competitiva en la que hay que estar siempre reciclandose y demostrando nuestras cualidades profesionales.

 

El mundo empresarial evoluciona a pasos agigantados y los trabajadores deben estar cada vez más formados y controlar más ramas. Es por ello que debemos trabajar constantemente para crecer a nivel laboral… Y para ello os dejamos 5 consejos que creemos os ayudarán a conseguirlo:

 

1. Sin límites

Muchas veces caemos en el error de ponernos barreras o límites a nuestras capacidades. De manera que nos estamos cerrando puertas y reduciendo posibilidades laborales de cara al futuro.

Debes confiar en tus posibilidades y tener paciencia porque a veces los éxitos tardan en llegar, pero acaban llegando… Confía en ti mismo para reflejar esa misma imagen en tus compañeros y jefes.

 

2. No tengas miedo a los cambios

Vivimos en un mundo en el que los profesionales deben estar preparados para cualquier cambio, casi en cualquier momento. Cambios geográficos, nuevos proyectos o programas tecnológicos, equipos diferentes… Así que si quieres crecer a nivel laboral no debes tenerles miedo.

 

3. Ética para crecer a nivel laboral 

La ética es muchas veces una gran olvidada en el mundo laboral, y sin embargo es de lo más importante. Así, debemos tener tanto ética del trabajo, siendo conscientes de la importancia que el desarrollo laboral tiene en nuestras vidas (no significa que sea lo más importante) como ética en el trabajo, que se refiere a que debemos evolucionar respetando siempre a los demás.

 

4. Deberás crecer también a nivel personal 

Ahora bien, para poder crecer a nivel laboral es indispensable hacerlo también como persona. Ambas evoluciones deberán ir de la mano, y acogerán muchos ámbitos: familiares, a nivel de pareja, de amigos, reflexionando y conociéndonos a nosotros mismos, abarcando más conocimiento, viviendo nuevas experiencias…

 

5. Escucha y decide

Por último, nos ha parecido importante introducir este punto que se refiere a que por una parte debemos aprender de los consejos y las opiniones de los demás (sabiendo escoger las mejores opiniones y creciendo gracias al apoyo de los demás), pero siendo siempre nosotros mismos los que tomamos las decisiones finales.

 

Y, para tomar las mejores decisiones tendrás que ser una persona decidida, que no se deja manipular fácilmente.

 

Fuente: Blogderecursoshumanos.es

10 tips para ser productivo en el Mundial de Rusia 2018

Se trata de la fiesta deportiva más grande del mundo; pero también una época donde la mayoría de las empresas disminuyen su productividad. Y es que durante un mes de alegría y fútbol, buena parte de los empleados (y emprendedores) se distraen fácilmente por ver los partidos de la Selección y de los demás competidores.

 

Si no quieres que esto sea un problema en tu startup, toma nota de estos 10 consejos:

 

1. Evita el ausentismo. Un partido dura menos de dos horas, pero si un empleado falta un día completo se pierden ocho horas de trabajo. Así que permite que tu equipo vea los partidos; además de motivarlos, disminuirán las “vacaciones” y faltas justificadas durante este mes.

 

2. Cambia tus horarios. Si tu empresa trabaja en el típico horario de 9 a 7, esto significa que podrías perder cerca de cuatro horas de productividad debido a los dos partidos diarios. Si no se afecta tu operación, analiza ofrecer trabajo flexible y dejar que tus empleados elijan su horario.

 

3. Trabaja por metas. No te enfrasques en la noción de que los empleados deben cumplir con sus horarios y con presencia física en sus escritorios. Mejor, trabaja por proyectos, definiendo objetivos claros y fechas límite. Esto asegurará que todo el trabajo quede listo sin que se afecte la moral y concentración del equipo por ver los partidos.

 

4. Ofrece incentivos. Lo que menos quieres en esta época es que tu oficina esté vacía; esto sólo te generará costos y baja productividad. En lugar, realiza dinámicas o invita la comida los días que haya partidos importantes. Muchos de ellos preferirán ir a trabajar porque la opción es mucho más divertida.

 

5. Instala pantallas en tus oficinas. Es mucho mejor que tus empleados no abandonen la oficina para ver los partidos. De esta manera, se pierde menos tiempo en los traslados y en lo que llegan a acomodarse de nuevo.

 

6. Aunque estén muy ocupados, evita prohibir ver los partidos. Esto podría afectar gravemente la motivación de tus empleados y generar insatisfacción. Nuevamente, la clave está en trabajar por metas, ofrecer flexibilidad y, si es necesario, hacer turnos para que todos puedan participar.

 

7. Define las reglas desde el principio. Todos en tu equipo deben estar en la misma página; deben saber que aunque se vean los partidos no se debe perder enfoque y concentración en el trabajo. Estas interrupciones no deben producir bajo desempeño. Está bien divertirse pero no ser irresponsable.

 

8. Aprovecha el Mundial para mejorar tu clima laboral y el trabajo en equipo. A los mexicanos nos gusta el fútbol y más cuando juega la Selección, así que sácale el máximo provecho a esta época para hacer actividades divertidas donde los miembros de la empresa participen y se conozcan mejor entre ellos.

 

9. Planea y premia la productividad. Aunque sea una época floja, puedes hacer que tus empleados pongan su mejor esfuerzo. Esto lo puedes lograr por medio de incentivos como un bono simbólico o un día libre. Además, puedes planear tus esfuerzos de manera que salga todo el trabajo correctamente, sin dejar de divertirse.

 

10. Tú también relájate. No te estreses de más por los efectos que podría tener este mes en tu empresa. Si te gusta el futbol, organízate y también disfruta del Mundial. Con una buena agenda, los partidos no tienen por qué afectar tus resultados.

 

Fuente: Entrepreneur

Carreras idóneas para encontrar trabajo

A lo largo de la vida son muchas las decisiones que hay que tomar. Una de las más tempranas -y también de las más determinantes- es elegir qué rumbo va a tomar nuestro futuro profesional eligiendo la carrera que vamos a estudiar. Son muchos los factores que se tienen en cuenta a la hora de tomar tal decisión, desde el gusto por una determinada profesión hasta las oportunidades que brinda cada sector.

 

De acuerdo a esta última premisa, la consultora de selección de personal Hays ha publicado la Guía del Mercado Laboral 2018. Este estudio concluye que las titulaciones relacionadas con la Ingeniería son las que tienen más oportunidades laborales, tal y como sugieren el 85% de los académicos consultados. Le siguen las titulaciones relacionadas con las Ciencias Sociales y Jurídicas con un 69%, y las Ciencias de la Salud que han sido recomendadas por el 50% de los consultados.

 

Para los académicos consultados, el sector que más trabajo generará es el relacionado con la Tecnología e Internet (60%). Ingenierías (35%), Telecomunicaciones (25%), Consultoría y Gestión de negocios (24%) y Ciencia e I+D (18%) completan el ‘top 5’.

 

Para elaborar este estudio, Hays ha consultado a un total de 58 universidades, 1.100 empresas y 8.800 profesionales.

 

Tipo de estudios

 

La Guía del Mercado Laboral 2018 también da luz sobre qué tipo de estudio es el más ayuda a encontrar una salida laboral. Así, los estudios de posgrado se llevan el favor de los académicos. Un 38% de ellos cree que ayudan entre un 75 y un 100% a la hora de encontrar trabajo, mientras que un 35% considera que ayuda entre un 50 y un 75%.

 

Los estudios universitarios y de FP registran cifras que se sitúan por debajo de las marcadas por los posgrado.

 

Fuente: Forbes

Recursos Humanos y Big Data: 4 grandes ventajas

Las ventajas competitivas que ofrece el Big Data en el área de los Recursos Humanos  se dirigen en base a la capacidad de estudio sobre los empleados. De manera que permiten, en algún grado, predecir el comportamiento que adoptarán en algunas situaciones típicas.

 

Es por eso que los Recursos Humanos y el Big Data comienzan a consolidarse como un perfecto tándem; en el que el segundo se pone al servicio de los profesionales de estos departamentos.

 

Ahora bien, la implantación del Big Data ofrece grandes ventajas para el  departamento de RRHH; repercutiendo directamente en la toma de decisiones. Ya que se podrán basar en un sistema de datos reales y demostrables. Pero, además, queremos destacar las siguientes grandes ventajas:

 

1.Recursos Humanos y Big Data: o como optimizar la gestión de personal

 

Por una parte, el seguimiento y análisis de los datos permitirá disponer de una visión más real del desempeño de los equipos.

Una información muy valiosa en los procesos de promoción interna, o en empresas en las que existe una parte de retribución flexible.

Otro punto importante es la mejora de los procesos de reclutamiento, ya que la gran cantidad de datos extraídos, nos permitirá selecciones más estratégicas.

 

2. Permite conocer las opiniones de los trabajadores

 

A través de la realización de encuestas, entrevistas y evaluaciones podremos conocer qué piensan los empleados acerca del funcionamiento de la organización. Si están satisfechos con la gestión, si se sienten motivados con su trabajo, si las oportunidades de crecimiento son funcionales…  Hablamos de un punto muy importante en la gestión de talento.

 

3.Descubrir a los líderes

Otra de las grandes ventajas que podemos destacar es la facilidad con la que podremos descubrir quién o quiénes son los líderes dentro de una organización. Algo que ayudará enormemente a los directivos y les permitirá tomar mejores decisiones.

 

4.Anticiparse a tendencias

 

Por último, pero no por ello menos importante, el Recursos Humanos y Big Data nos ayudará a estar siempre a la última y anticiparnos incluso a las últimas tendencias del mercado.

 

Fuente: Blogderecursoshumanos.es

Latinoamérica, a prepararse para automatización laboral

Los Gobiernos de América Latina y el Caribe deben desarrollar estrategias con el sector privado para aprovechar al máximo la tecnología en el ámbito laboral y al mismo tiempo mitigar los riesgos de su expansión, advirtieron ayer cuatro organismos regionales de desarrollo. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indicó que la cantidad de robots por cada 100 trabajadores industriales en América Latina es menor que en otras regiones, pero apuntó que los trabajadores latinoamericanos dedican la mitad de su tiempo a labores que pueden ser automatizadas.

 

A su vez advirtió que dos tercios de las ocupaciones actuales en Argentina y Uruguay corren el riesgo de ser reemplazadas por tecnologías que ya existen.

 

La Cuarta Revolución Industrial podría incrementar la inequidad y la actividad informal y provocar la desaparición de empleos.

 

Pero también podría generar crecimiento económico si logra una mayor productividad, eficiencia y una reducción en los costos operativos.

 

El BID dijo que si bien la llegada de las nuevas tecnologías en América Latina ha sido lenta e irregular, ha permitido también mayor flexibilidad y movilidad a numerosos trabajadores que necesitan adquirir un nuevo tipo de destrezas.

 

La jefa de la división para mercados laborales del BID Carmen Pagés dijo que los países necesitan brindar entrenamiento en destrezas digitales y cognitivas “para que sus trabajadores puedan afrontar satisfactoriamente los retos que le presentan las nuevas tecnologías”.

 

Fuente: LaPrensa

¿Tu proceso de reclutamiento es muy largo? ¡Revisa 4 consejos para acelerarlo!

Es normal que algunas empresas tarden mucho en el proceso de selección y, cuando se trata de funciones que exigen un alto nivel de habilidad, es natural que quieras garantizar la contratación mejor calificada para realizar el trabajo en cuestión.

Pero ¿qué sucede cuando el proceso de selección comienza a prolongarse?

Estás entrevistando un candidato tras otro y ninguno parece adecuarse perfectamente a la función. La mayoría de los reclutadores se puede sentir frustrado al intentar encontrar al funcionario correcto en un mercado laboral competitivo.

Revisa estos consejos que te ayudarán a acelerar el proceso de selección e identificar un candidato adecuado para el trabajo que estás ofreciendo:

 

1. Examina tus errores

Intenta identificar cuál es el momento exacto en que tu proceso de contratación tiene los mayores problemas.

Por ejemplo: si no estás recibiendo curriculum de candidatos calificados, es probable que la descripción del trabajo deba rehacerse. ¿El puesto está descrito con precisión? ¿Los requisitos son razonables? ¿Estás destacando aspectos de la cultura corporativa de tu empresa que la hacen atractiva?

Si no logras cerrar un contrato con posibles candidatos, quizás sea necesario mejorar la oferta de empleo, revisando el rango salarial o proporcionando mejores opciones de beneficios. El punto clave es concentrarse apenas en un aspecto del proceso de selección a la vez, para que puedas corregir lo que no está funcionando y evitar posibles problemas.

 

2. Expande tus fuentes de reclutamiento

Si has decidido simplemente publicar tu anuncio de empleo en un portal online, debes saber que eso quizás no sea suficiente. Dependiendo del tipo de puesto, necesitarás un alcance mayor. Pide a tus funcionarios referencias e incentívalos a dar posibles indicaciones.

Aumentar tus esfuerzos de networking, tanto online como personalmente, traerá beneficios adicionales. La mejor forma para que encuentren tu oportunidad es haciendo que todos sepan que existe. Habla del tema con tus contactos para mantener las conexiones fuertes y para que recuerden que aún estás buscando.

Considera también una ayuda externa para tu contratación, por ejemplo una empresa especializada. Esos profesionales poseen redes profundas de contactos de personas que están buscando empleo y, muchas veces, son capaces de identificar profesionales calificados que de otra forma no sabrían del puesto que ofreces. Además, garantizan la contratación del candidato ideal.

 

3. Sé flexible

Tus expectativas pueden ser uno de los motivos por los cuales el proceso de selección se prolongó. La mayoría de los empleadores busca un candidato con años de experiencia, un grado avanzado de expertise y una larga lista de certificaciones relevantes del sector. Sin embargo, es posible que pocos candidatos cumplan con todas esas calificaciones y tu candidato ideal quizás ni siquiera exista.

En el anuncio de empleo, enumera solamente las calificaciones esenciales para ser exitoso en el puesto. De lo contrario, corres el riesgo de limitar el grupo de candidatos. Y al evaluar a los candidatos, concéntrate en los requisitos necesarios para realizar el trabajo real.

Recuerda además que las personas talentosas se pueden entrenar y normalmente están muy ansiosas por aprender. Por lo tanto, mantén la puerta abierta a profesionales promisores que quizás no tienen toda la experiencia que buscas, pero poseen el potencial para progresar y avanzar rápidamente.

 

4. Si no estás seguro, no contrates

Es tentador sumar a alguien – cualquier persona – al equipo cuando las cargas de trabajo se están acumulando y tus funcionarios no logran absorber una tarea adicional. Sin embargo, la desesperación puede llevar fácilmente a tomar malas (y caras) decisiones de contratación.

Si tu proceso de selección se está demorando demasiado, considera traer soluciones temporales hasta encontrar a la persona correcta para realizar el trabajo de forma permanente. Quizás puedas cambiar de idea después de evaluar el desempeño de ese funcionario temporal y hacer que se convierta en permanente.

 

5. Encabeza tu próximo proceso de selección

Cuando se trata de tus futuras necesidades de contratación, siempre es mejor estar un paso adelante. No esperes hasta que exista una necesidad inmediata por cubrir un puesto. Intenta construir y mantener un flujo de talentos que puedan encajar bien en cargos que se abran en el futuro. Continúa recopilando curriculum y manteniendo relacionamientos con candidatos que te gustaron, pero no contrataste. Ser proactivo ahora puede ayudar a reducir tu próximo proceso de selección.

 

Fuente: RobertHalf.cl

Aumenta la tendencia de trabajadores independientes

Muchas corporaciones están empleando a personas sin registrarlas formalmente en sus planillas.

 

Así lo confirma el último reporte de la Contraloría General de la República, que mide el estatus de la informalidad en el país.

 

El informe revela que de las 606 mil 597 personas que trabajan de manera informal en Panamá, hasta agosto de 2017, unas 105 mil 890 lo hacen en empresas del sector formal.

 

Con el pasar del tiempo esta tendencia ha ido en ascenso. En 2016, la cifra era de 87 mil 736 personas trabajando al límite de la formalidad, lo que supone que en un año se sumaron 18 mil 154 personas a esta condición.

 

El indicador pasó de 15.02% del total de los informales en agosto de 2016 a 18% del total de los informales en el octavo mes de 2017.

 

El especialista en inserción laboral René Quevedo explicó que el alza está orientada en función de empleados que salieron de una actividad formal y ahora hacen únicamente trabajos eventuales para ciertas compañías.

 

Este es el caso de muchos emprendedores que están ofreciendo sus servicios de manera independiente a las empresas del sector formal, pero que al no estar atados a un contrato laboral son considerados informales.

 

“Ha llegado la era en que el vínculo laboral entre un empleado y un empleador se convierte en relaciones comerciales entre un cliente y un proveedor”, asegura Quevedo.

 

La adopción de nuevas tecnologías también están impulsando este cambio.

 

Uber y Air Bnb, son ejemplos claros de las nuevas tendencias del mercado laboral.

 

Fuente: LaPrensa

Claves para ser un mejor líder

En 2008, Google comenzó a conducir un estudio llamado “Project Oxygen”, un proyecto que continúa a día de hoy. Mediante el análisis de información, se concluyó que los mejores líderes tienen en común 10 comportamientos que les permiten operar con productividad, eficiencia y creatividad. Este tema resulta muy interesante, pero también se puede resumir en menos comportamientos, pero quizás comportamientos que son absolutamente fundamentales a la hora de realizar un liderazgo que deje huella:

 

Inteligencia emocional

No es la primera vez que hablamos sobre la inteligencia emocional, pero es simplemente la habilidad de poder ponerte en contacto con tus emociones. Saber identificar tus emociones y las emociones de los demás, esto es el mayor indicativo de que cuentes con una inteligencia emocional. Un alto nivel de inteligencia emocional es fundamental para un liderazgo de éxito. Si la cultura es emocional, seguramente consigas metas y reacciones por parte de tus empleados, metas más profundas que aquellas que se limitan a las laborales. Entenderás de forma más clara cómo opera la gente y las razones por las cuales operan de una forma u otra dependiendo de la situación. Además, los procesos de toma de decisiones serán más sencillos, ya que la comunicación será fácil y clara.

 

Habilidades para enseñar

Ser capaz de transmitir conocimientos con éxito es un paso fundamental a la hora de ejercer un liderazgo de forma exitosa. El éxito no se basa en la capacidad de transmitir estos conocimientos e integrarlos en los demás, sino en la capacidad de sacar lo mejor de los demás. Es importante poder ser capaz de guiar a tus empleados, ser su luz al final del túnel. Para todo esto, es importante saber escuchar. Es una de las formas más importantes a la hora de crear relaciones basadas en la confianza mutua.

 

Capacidad de toma de decisiones

Una de las situaciones más complicadas en las que se ve envuelto un líder, es la toma de decisiones cuando no hay tiempo. La presión siempre suele jugar en nuestra contra, por ello es importante que un buen líder sepa actuar a pesar de ella. Es importante que pueda ver las situaciones con claridad, sin llevárselas a lo personal, confiando en su propio juicio.