13 maneras de combatir el síndrome del “burnout”

El desgaste profesional (mejor conocido como síndrome del burnout) puede afectar a cualquiera. En 2013 estaba en un momento en mi vida donde el estrés laboral se sumó a problemas de salud, lo que hizo que mi existencia se volviera un cansancio constante. Sin embargo, logré superarlo. Me di un respiro y un día, mientras caminaba para despejarme, decidí hacer cambios importantes en mi vida.

Ya sea que dirijas un negocio, tengas un trabajo empresarial estresante o simplemente, te esté costando cumplir con las demandas de los amigos, familiares y la vida laboral, estás expuesto a padecer burnout.

Te dejo 13 métodos poco convencionales que me ayudaron a superar el desgaste.

1. Ve caricaturas 
Ya sé que parece tonto porque precisamente el problema es que ya no tenemos 10 años, pero créeme, ver caricaturas fue una parte importante en mi camino para superar el cansancio y el hartazgo. Cuando prendía la televisión, me permitía regresar a la niñez y olvidarme del estrés para tener una mejor perspectiva de la vida. Tal vez las caricaturas no son lo tuyo, pero la esencia del consejo es que busques algo que de niño te emocionaba. Verás cuánto te ayuda.

2. Pregúntate cómo 
Otra manera maravillosa de superar el burnout es dejar de decir “No puedo” y empezar a preguntar “¿Cómo?”. No digas “No puedo manejar esto”, mejor di “¿Cómo puedo manejar esto?”. Este pequeño cambio te pone en un mucho mejor lugar mental para desarrollar la creatividad, resolver problemas y a seguir adelante, sin importar que tan estancado te sientas.

3. Usa hábitos
Los hábitos son una gran herramienta para combatir el hartazgo porque te ayudan a reducir el proceso consciente de tomar decisiones. Cosas como comer sanamente y hacer ejercicio suelen ser las primeras que desaparecen cuando te sientes muy estresado, a menos que sean hábitos tan incrustados en tu vida diaria que ya los hagas sin pensar.

4. Divide tus metas grandes en pequeños objetivos
A veces, el burnout surge cuando la meta a la que queremos llegar es demasiado grande. En lugar de dejar que esto te estrese, tómate el tiempo para fragmentar tus grandes planes en objetivos más manejables. De esta manera, verás que es mucho más fácil empezar a trabajar porque el tamaño de tus pendientes es menos atemorizante.

Tip extra: celebra estas pequeñas victorias cuando las termines. Date un pequeño premio, como una visita al cine o una cerveza con los amigos, y verás que acabarás tu gran meta antes de lo que creías.

5. Modifica tu ambiente de trabajo
No sé tú, pero para mí es imposible sentarme a trabajar en mi escritorio cuando me llega el síndrome de desgaste laboral. En lugar de perder el tiempo esperando a que te llegue la inspiración en un lugar que claramente no te está ayudando, sal y busca algo nuevo.

Si puedes, trata de trabajar desde otra parte. Si el clima lo permite, labora al aire libre o en una cafetería. A veces, el simple cambio de escenario puede ser refrescante y suficiente para combatir el cansancio.

6. Redefine el éxito
Muchas ideas para combatir el burnout buscan ayudarte a lograr a hacer más y más cosas, pero también puedes tratar otra perspectiva. ¿Qué tal si redefines el éxito? ¿Qué tal si empiezas a ver el proceso de completar el trabajo como algo tan disfrutable como llegar a la meta?

Tal vez te des cuenta de que ya tienes lo que quieres y que es momento de bajar un poco el ritmo de trabajo para disfrutar los frutos de tu esfuerzo, sin el desgaste que conlleva.

7. Solo haz tres cosas 
Una de las mayores causas del hartazgo laboral es tener una lista de pendientes que esté permanentemente llena. Para combatir esto, primero debes forzarte a planear hacer solo tres cosas importantes cada día de trabajo. Puedes hacer más sí así lo deseas, pero tampoco se trata de presionarte. Esto te ayuda a priorizar mejor tus pendientes y te empuja a decir “no” cuando sea necesario. También te ayudará a no sentirte tan presionado, asumiendo que los puntos en tu lista de pendientes no sean cosas como “escribir un libro” o “abrir una nueva empresa”.

8. Busca una opinión externa
Muchas veces estamos tan adentro de nuestros problemas que no podemos encontrar una salida. Una perspectiva nueva – ya sea la de un amigo, consejero o familiar- puede ser definitoria al momento de desarrollar un plan saludable para salir de la situación que te agobia.

9. Encuentra desfogues creativos 
Otra gran herramienta que me ayudó a vencer el cansancio laboral fue desarrollar nuevas aficiones. Sin importar cuál desfogue elijas, debes dedicarle tiempo. Si no tienes un pasatiempo, este es el momento perfecto para tratar de hacer algo que siempre habías querido probar pero que asegurabas no podías hacer.

10. Considera cambiar de empleo 
Muchas veces, la misma compañía para la que trabajas puede ser el origen del burnout. Tal vez es momento de cambiar de empleo si crees que tu labor diaria se ha convertido en algo que simplemente ya no te gusta o que tu jefe o compañeros de área generan un ambiente tóxico.

11. Tómate un periodo para trabajar “menos”
Si puedes, reduce tus horas de trabajo o simplemente tómate unas vacaciones. Estas pausas te ayudan a reagruparte y enfocarte en lo verdaderamente importante.

12. Conoce cuándo es momento de presionarte

Conocer tus propias debilidades es fundamental cuando combates el cansancio. De hecho, no hay nada mejor para acabar con el burnout que presionarte para vencer una debilidad. Esto te ayudará a dejar de postergar.

13. No te rindas
El problema con el síndrome del burnout es que es diferente para todos. Lo que funcionó para algunos puede no ser la clave para ti, pero el secreto es nunca darse por vencido. Hay una versión sana, manejable y productiva de tu vida, solo toma algo de tiempo encontrarla. Así que sigue buscando e intenta nuevos cambios hasta que encuentres lo que te funcione. Nunca se sabe dónde o cuándo podrías encontrar la solución a tus problemas de productividad.

 

Fuente: Entrepreneur

Cómo tratar a los empleados según su personalidad

En la mayoría de las compañías, los empleados pueden ser clasificados por dos tipos de personalidad: los extrovertidos, a quienes se les facilitan las interacciones sociales, y los introvertidos, quienes disfrutan pasar tiempo en solitario.

¿Cómo saber qué empleado tiene qué personalidad? Podrás deducirlo al observarlos en acción. La persona que constantemente está buscando a los demás para hablar y puede sacar conversación hasta en la máquina de café o que sugiere hacer sesiones de lluvias de ideas para resolver un problema probablemente sea un extrovertido. Mientras tanto, la que se mantiene en un rincón tomando notas suele ser introvertida.

Aunque los empleados varíen de acuerdo a sus fortalezas y preferencias, te decimos cómo puedes manejar a las dos personalidades para conseguir su mejor rendimiento.

Empleados introvertidos

1. Dales tiempo para pensar

Los empleados introvertidos suelen trabajar mejor cuando tienen tiempo suficiente para pensar en ideas o temas por adelantado, por lo que crear una agenda es una buena forma de incentivar su participación.

2. Dales espacio

Tener demasiado estímulo externo puede ser sofocante para ellos. Si no es posible que trabajen en una oficina cerrada, al menos asígnales un espacio tranquilo donde puedan refugiarse de vez en vez.

3. Planea reuniones tempranas

Debido a que los introvertidos suelen tener más energía en la mañana, intenta que las reuniones importantes sean a las primeras horas. En esos momentos aún no están cansados de tratar con gente. Si no puedes hacerlo, dales tiempo de planear y pensar antes de la junta.

4. Siéntete cómodo con el silencio

Cuando converses con los introvertidos, dales tiempo para responder y hazles preguntas. No le temas al silencio y no intentes cubrir todo momento con conversación. Evita que tú y el resto del equipo los interrumpan.

5. Busca su retroalimentación

Obtén respuestas e información de los introvertidos en formas que los hagan sentir cómodos. En lugar de esperar que tengan discusiones espontáneas sobre proyectos, búscalos de uno en uno. En las reuniones pide específicamente su opinión y dales la oportunidad de expresarse.

Empleados extrovertidos

1. Asigna trabajo en equipo

Los extrovertidos suelen desempeñarse bien en acciones de creatividad grupal. Sesiones de lluvia de ideas y otros métodos parecidos donde se reúne gente para pensar y resolver problemas son buenos ambientes para gente con esta personalidad. Ojo: evita que dominen las discusiones.

2. Déjalos expresarse

Los extrovertidos deben hablar para desarrollar su pensamiento. Para conseguir las mejores ideas de ellos, crea oportunidades donde puedan expresarse y discutir soluciones e ideas, dar retroalimentación y evaluar información.

3. Dales pistas corporales

Los extrovertidos también responden bien a las pistas no verbales y son buenos leyendo el lenguaje corporal. Cuando sostengas conversaciones con ellos, toma en cuenta tus expresiones faciales, tono de voz y otras formas de lenguaje corporal para dar a entender el mensaje que quieres.

4. Entiende su energía

Los extrovertidos típicamente necesitan más energía si han estado solos por un tiempo. Así que agendar las reuniones después de que la persona estuvo trabajando en un reporte o cuando ha pasado todo el día sentado es un buen momento para conseguir que se re energicen y compartan buenas ideas.

5. Permíteles interactuar con otras personas

Los extrovertidos suelen ser más hábiles en trabajos donde interactúen en persona con los clientes, asistan a conferencias o estén en ambientes donde hay mucha gente. Propicia este tipo de actividades.

 

Fuente: Entrepreneur

Los KPI de Recursos Humanos que realmente importan

Los KPI, en español Indicadores Clave de Desempeño, son una valiosa herramienta para el área de Recursos Humanos. Sin embargo, su capacidad de impacto es determinada por su nivel de alineación con la estrategia y las metas organizacionales.

 

En el caso de RR.HH., los KPI pueden medir la efectividad de los procesos asociados al reclutamiento, la formación y la gestión del desempeño, entre otros procesos. Para que pueda definir métricas que sean de verdad útiles y alineadas sus objetivos, vamos a explicar a continuación algunos de los KPIs más importantes:

 

Talento Humano

 

Estas métricas ayudan a identificar oportunidades de mejora que permitan optimizar la retención y el desempeño de los colaboradores:

 

  • Índice de compromiso

El compromiso o también llamado employee engagement es el nivel de motivación e involucramiento que demuestran los colaboradores con su organización. Al medir este indicador podrá saber cómo comprometer a su equipo para que sea más productivo y se esfuerce más.

 

  • Relación de disponibilidad

Este KPI, también llamado ‘Listos ahora’, mide el porcentaje de posiciones estratégicas que cuentan con al menos un sucesor preparado para ocuparlas en el corto, mediano y largo plazo. Es necesario tener un plan de sucesión que asegure continuidad en los puestos directivos.

 

Formación y desarrollo

 

No tiene un gran impacto medir el porcentaje de empleados capacitados o su índice de satisfacción respecto a la formación que recibieron. Lo ideal es saber si estos procesos permitieron alcanzar mejores resultados. Veamos:

 

  • Reducción de costos/tiempo

Puede hacer uso de este indicador si la capacitación tiene como objetivo reducir costos, disminuir el número de errores cometidos o que el colaborador simplemente haga algo más rápido.

 

  • Inversión en capacitación por colaborador

Permite evaluar si la inversión que se está realizando en los programas de formación persiguen criterios estratégicos y si están siendo capacitados los colaboradores que realmente lo necesitan.

 

Cliente interno

 

Estos indicadores miden la satisfacción de los empleados con la organización y los servicios ofrecidos por el área de Recursos Humanos. Veamos:

 

  • Clima laboral

¿Son felices los empleados? ¿Cuál es el nivel de satisfacción con las condiciones de trabajo? Es importante medir la percepción de los empleados para saber cómo crear un ambiente positivo y motivador.

 

  • Tasa de uso de los beneficios

Con este indicador el área de Recursos Humanos podrá conocer la efectividad de los programas de bienestar al reconocer los beneficios más y menos usados.

 

  • Resultados de entrevistas de salida

En el largo plazo, las entrevistas de salida pueden arrojar tendencias basadas en testimonios veraces sobre aspectos que estén afectando el clima laboral, el desempeño y las relaciones entre el talento humano.

 

KPI de finanzas

 

Las métricas de finanzas cuantifican el costo e impacto que han producido en términos monetarios los proyectos y programas de RR.HH.

 

  • ROI

El ROI (Return on Investment), o retorno de la inversión en español, es un indicador que permite medir la rentabilidad de un programa específico. Se calcula de la siguiente manera:

[(Ingresos – Inversión) / Inversión] * 100

 

  • Ingreso por empleado

Este indicador se calcula dividiendo los ingresos totales entre el número de empleados de la compañía. Sirve para medir la contribución generada por cada colaborador.

 

  • Índice de equidad salarial

El objetivo de este índice es evaluar la equidad del otorgamiento salarial entre hombres y mujeres de un mismo nivel  con el fin de reducir la brecha salarial. Se calcula restando el promedio salarial de hombres con el promedio recibido por las mujeres

 

Entender los KPIs

La mayoría de KPI no retratan una situación buena o mala por sí mismos. Es responsabilidad del profesional de RR.HH. interpretarlos y darles sentido teniendo en cuenta el momento que está atravesando la empresa en ese momento.

 

  • Tasa de rotación

Muchos se estarán preguntando por el que ha sido un indicador clave del éxito de la gestión de Recursos Humanos: la tasa de rotación. Sin embargo, se debe aprender a interpretar este KPI en el contexto adecuado.

Una alta rotación no es necesariamente un síntoma de una mala gestión si, por ejemplo, se están yendo los empleados menos productivos. Por lo tanto, se recomienda aprender a leer esta métrica cruzando otros datos como los resultados de la evaluación de desempeño para saber cuál es el talento humano que se está yendo.

 

  • Tiempo de llenar una vacante

Algunos profesionales de RR.HH. miden el tiempo que tardan en llenar una vacante. Pero si en realidad tardan un día y contratan a la persona menos adecuada para el cargo, no están haciendo bien su tarea. Tiene que ser una cuestión de calidad y no tanto de tiempo.

 

Algunos departamentos de RR.HH. aún utilizan KPIs que realmente no tienen un impacto significativo en el negocio. Y para ser un aliado estratégico de la organización, debe apoyarse en herramientas tecnológicas para facilitar la implementación y recolección de información que permita hablar el mismo idioma que los directivos. 

 

Fuente: Acsendo

Los 5 momentos más adecuados para dar feedback a los empleados

Dar feedback. Un proceso que despierta odios y amores en los jefes por la dificultad que acarrea encontrar el momento y el tono adecuado para dar retroalimentación a los empleados.

 

Sin embargo, también sé que el feedback bien dado es una herramienta de gran poder. Pues representa una ocasión única para estrechar lazos con el empleado e inculcar en él los valores de la cultura organizacional. Cuando la retroalimentación se da en el momento oportuno, y se repite de manera frecuente, convierte a la empresa en un referente de crecimiento.

 

Por eso, voy a explicar aquí cinco situaciones que he encontrado como propicias en mi experiencia como CEO para brindar feedback. Veamos:

 

  1. Cuando un empleado comete un error

 

No importa el estudio o la experiencia, al final, todos podemos cometer errores en nuestros puestos de trabajo. Cuando tiene lugar alguna equivocación, lo primero que hago es averiguar la lección que produjo esta falta en el empleado e intento decirle algo del tipo:

 

Sé que te sientes mal por lo que ocurrió. Yo tampoco estoy contento con este error. Tienes el potencial para lograr mejores resultados. Por ello, quiero que entre ambos encontremos las lecciones que dejó esta equivocación y analizar lo que podrías hacer mejor la próxima vez para evitar que se vuelva a repetir.

 

  1. Cuando un empleado se ve poco comprometido

 

Es fácil notar la falta de compromiso en un empleado: presenta excusas, no ayuda a sus compañeros de trabajo, es distraído y demuestra su falta de entusiasmo en el desarrollo de sus funciones. En este caso lo más importante es conocer la causa y ofrecer ayuda para encontrar una solución:

 

No hablo solo por mí cuando digo que has estado un poco distraído y menos motivado de lo que solías estar. Me preocupa porque está afectando la calidad de tu trabajo. ¿Qué te hace sentir así y qué puedo hacer para que puedas estar satisfecho nuevamente con tus labores?

 

  1. Cuando un empleado difunde chismes y rumores

 

Los chismes crean un ambiente laboral lleno de malestar y desconfianza. En estos casos, el feedback es una herramienta necesaria para hacer frente a esta situación. Lo más importante es hacer caer en cuenta de su error al autor de estos rumores y pedirle que no vuelva a hacerlo:

 

Me he enterado de que has estado hablando de manera malintencionada sobre este tema en específico. Estoy desilusionado y lamento de verdad que pienses así. Quiero que sepas que siempre puedes hablar conmigo sobre tus inquietudes o molestias en vez de difundir rumores, pues crean un ambiente negativo.

 

  1. Cuando el desempeño de un empleado ha disminuido

 

Tras realizar una evaluación de desempeño, se pueden evidenciar un deterioro del rendimiento de un empleado. Si este es el caso, anímele a encontrar estrategias en conjunto, como un PID (Plan Individual de Desarrollo), para que el colaborador pueda volver al mismo nivel de desempeño que antes.

 

He notado algunos cambios en tus hábitos de trabajo durante el último mes. Sé lo productivo que eres y cómo trabajas para alcanzar buenos resultados, así que quiero saber si tienes problemas en los que pueda ayudarte para que tengas un mejor desempeño. ¿Qué dificultades has tenido en tu trabajo?

 

  1. Cuando un empleado alcanza las metas

 

Así como se señalan los errores y las áreas de mejora en las jornadas de feedback, también es importante que los jefes reconozcamos los logros y méritos alcanzados por los empleados para mejorar su compromiso. En estos casos, siempre intento decir algo como:

 

Estoy muy contento con el resultado que has alcanzado. Tu compromiso con la compañía es evidente y quiero reconocer tu esfuerzo. Me siento muy afortunado de tenerte en nuestro equipo y me gustaría ser partícipe de tu desarrollo laboral en nuestra empresa.

 

Fuente: Ascendo

La jornada intensiva aumenta la productividad y el compromiso con la empresa

La jornada intensiva que adoptan las empresas en la época estival ayuda a aumentar la productividad y el compromiso de sus trabajadores en verano y a conciliar la vida laboral con la familiar, según la consultora de transformación desde las personas, la Tecnología y la Innovación Watch & Act.

Desde la consultora afirman que no importa el número de horas que se trabaja, sino cómo se aprovechan. “Este tipo de jornada aporta muchas ventajas a las empresas y los trabajadores en una época en la que los empleados están pensando en las vacaciones”, explica Luis Fernando Rodríguez, CEO y director del área Personas y Equipos de Watch & Act.

Las empresas consiguen de esta manera aumentar el compromiso de sus trabajadores, ya que ven con buenos ojos el salir antes para conciliar el trabajo con su vida privada. Por otro lado, la productividad no bajará durante estos días, ya que el tiempo se aprovecha mejor.

 

Sin embargo, no es solo responsabilidad de los empleados, sino también de los directivos. Para conseguir el éxito de este modelo debe haber una implicación de los jefes que afectará de manera positiva a la productividad y con ello a los resultados de la empresa.

 

El modelo idóneo para conseguir que la productividad aumente es que se cubran una serie de horas al día. Es decir, que el empleado pueda elegir si entra a primera hora de la mañana o media mañana y esté trabajando durante las horas fijadas. “Cada empleado tiene diferentes momentos en los que encuentre su propio periodo de máxima productividad”, comenta Rodríguez.

 

Uno de los puntos fuertes de esta medida veraniega es el trabajo desde casa. Los trabajadores pueden escoger dónde trabajar, eligiendo un lugar donde su productividad se vea afectada positivamente. “Que el empleado pueda elegir dónde rendir constituye, de por sí, una responsabilidad que valora al tener unos horarios mucho más flexibles”, afirma el CEO. Además, muchos empleados achacan su falta de productividad a que en su puesto de trabajo no se pueden concentrar.

 

Los puntos negativos de la jornada intensiva

 

Si un empleado trabaja desde casa estará más cómodo y ahorrará en tiempo y dinero en el desplazamiento. Sin embargo, no tendrá contacto con el resto de los compañeros, que es “muy útil a la hora de compartir ideas y momentos de relajación”, especifica el CEO. Esto es un inconveniente para las empresas que quieran implantar una cultura multidisciplinar entre sus empleados.

 

Este horario puede tener otro inconveniente como no controlar los tiempos de trabajo pudiendo llegar a tener más distracciones, si no se crean esquemas claros de trabajo.

 

Fuente: rrhhDigital

10 razones para trabajar en equipo

Los grandes triunfos no los consigue un solo jugador; sino un equipo. Ya lo decía Michael Jordan: “El talento gana partidos, pero la inteligencia y el trabajo en equipo ganan campeonatos”. Y la frase de este gran basquetbolista es completamente cierta.

 

¿En tu empresa trabajan en equipo? ¿Confías en tus colaboradores y empleados para lograr las metas? ¿Todos están en la misma página y trabajan por un mismo objetivo? Si aún no adoptas una verdadera cultura de colaboración, te decimos por qué debes hacerlo hoy mismo:

 

1. Porque se complementan las habilidades y los talentos. Cuando tienes un equipo de trabajo diverso y bien enfocado, se pueden disminuir las debilidades y potenciar las fortalezas. Busca gente distinta que esté dispuesta a cooperar y trabajar por un mismo propósito.

2. Porque se completan más rápido las tareas. Si todos trabajan en un mismo proyecto, apoyándose mutuamente, el tiempo invertido en una tarea es mucho menor. El trabajo en equipo es clave para la productividad en una empresa.

 

3. Porque confías y te vuelves confiable. La confianza es el ingrediente básico del trabajo en equipo. Si confías en tu personal y ellos en ti, es mucho más fácil alcanzar las metas y resolver problemas.

 

4. Porque aumenta el sentido de pertenencia. Si una persona se siente parte de un equipo, es más probable que sea leal a la empresa. Esto disminuye la rotación de personal y aumenta la motivación.

 

5. Porque es gratificante para todos. Nada se siente mejor que un abrazo o un “high-five” de celebración cuando se cumple una meta de ventas o un proyecto es exitoso. Estos sentimientos compartidos son imprescindibles para que una persona se sienta feliz profesional y personalmente.

 

6. Porque no estarás solo. Cuando tienes un equipo en el que confías, nunca te acecha la soledad. Puedes compartir con ellos tus ideas, alegrías y tristezas.

 

7. Porque únicamente así se alcanzan las metas. Muchas cosas no las podrías lograr si no tuvieras el apoyo de un equipo. Por eso, es esencial que desde el principio elijas a las personas correctas que aporten a tu cultura y estrategias de negocio.

 

8. Porque de esa manera aprendes más de ti. El trabajo en equipo ofrece un importante aprendizaje individual. Cuando realmente todos colaboran, cada miembro sabe para qué es bueno y en qué áreas necesita ayuda.

 

9. Porque puedes resolver mejor los conflictos y encontrar nuevas ideas. “Dos cabezas piensan mejor que una”… ¿y cómo pensarán 5, 10 ó 15? Para encontrar soluciones a tus problemas nada mejor que compartirlos con los demás miembros de tu equipo y pedir que aporten ideas.

 

10. Porque es mucho más divertido. Por último, pero no menos importante, está el factor de disfrutar lo que haces. Procura que en tu equipo haya buena comunicación y sana convivencia; ayudará a hacer más fácil y disfrutable cada proyecto.

 

Fuente: Entrepreneur

¿Urgente o importante?, elimina la frustración de tu vida

Comenzar el día con una enorme lista de tareas es parte de la vida de todo emprendedor. Una lista interminable de actividades a la que se le van sumando más y más elementos al paso de las horas.

Dentro de esta dinámica es muy probable que busques apresurarte para terminar cuántas tareas puedas en el menor tiempo posible, perdiendo de vista aquellas cosas que son realmente importantes.

Si bien revisar tus correos es una de las tareas que no puedes dejar de lado, es una labor que muchas veces te lleva a atender temas que no tenías contemplados y que se convierten en urgencias.

Esto puede ser una llamada no programada, largas lecturas, atractivas promociones que nos llevan de un producto a otro o bien, contestar correos de familiares y amigos y por supuesto, una vez estando frente al ordenador, todo parece ser urgente.

Así de sencillo es romper una buena rutina al comienzo del día y terminar perdiendo el tiempo, iniciando tarde tus deberes y finalmente, viviendo en un estrés constante y una sensación de que el tiempo no te alcanza.

Una de las prácticas que mejor funcionan es la de no revisar el correo sino hasta haber trabajado por lo menos tres horas. Esto te permite entrar en un ritmo productivo en el cual priorizar tus actividades se convierte en un ejercicio natural y diferenciar lo urgente de lo importante, se vuelve muy sencillo.

 

Elimina los vampiros digitales

 

Ya hablamos del correo pero hay otras distracciones mucho más fuertes que es necesario eliminar, estoy hablando del celular y de esa adicción que tenemos a estarlo revisando cada cinco minutos.

Si realmente quieres alcanzar un estado de paz que te permita ser más productivo, es necesario que aprendas a controlar este impulso y a dejar de lado esta mala costumbre.

El problema principal radica en la pantalla de bienvenida de tu móvil que se enciende cada dos minutos con mensajes de Whatsapp, mensajes en Facebook, etcétera. Lo que debes de hacer es apagar las notificaciones, de esta manera evitas estar mirándolo cada dos segundos y a estar respondiendo mensajes de forma inmediata.

Esta es sin duda la principal fuente de urgencias con la que contamos en nuestra vida. Si eliminas esta distracción, estás ganando mucho tiempo de calidad pero, ojo, no te estoy diciendo que dejes de atender tus mensajes, sino que dediques un tiempo cada hora o dos para contestarlos.

Recuerda que se trata de eliminar la palabra urgente de tu vocabulario para enfocarte en lo realmente importante.

 

Aprende a trabajar y obtén los resultados que esperas

 

En cuanto a la forma de trabajar, no puedes ni debes sobreponer tareas en tu lista, ya que lo único que estás haciendo es dar pasos hacia atrás.

Para poder lograr este objetivo, es indispensable implementar prácticas que pueden parecer complicadas o hasta rudas, pero que son indispensables. Un ejemplo es saber decir “no”.

 

Vives en una sociedad y eres parte de una cultura que no sabe decir “no” pero como emprendedor, debes aprender a hacerlo.

 

El cliente ni siempre tiene la razón, ni es dueño de tu tiempo. Estás acostumbrado a hacer todo lo necesario para mantener a tus clientes felices, mas es momento de poner límites. El temor a perder un cliente es algo comprensible pero no debes vivir para complacerlos. Hay que educarlos, destinar ciertas horas del día para ejecutar tu trabajo y otras para atenderlos y debes aprender a respetar esos horarios.

Si realizas un cálculo del tiempo que pierdes cada día atendiendo estas urgencias, te darás cuenta de que consumen más del 50% de tu tiempo y esto solamente te aleja de lo verdaderamente importante que es, dedicarte a crecer tu negocio.

Cuando hablo de crear una lista de cosas importantes puedo comenzar por incluir la gestión de tus finanzas, tus estudios, reuniones de seguimiento con tu equipo de trabajo y revisar tu plan de negocios, por ejemplo.

Si eres lo suficientemente atento, te darás cuenta de que ninguna de estas actividades contiene una característica de urgencia y más bien, todas ellas conllevan un seguimiento periódico y una debida planificación.

Eliminar la urgencia de tu vida es posible y no solamente contarás con más tiempo para realizar tus actividades, sino que reducirá tu estrés y disfrutarás de lo que haces.

Algunas prácticas que puedes realizar para desaparecer este elemento negativo de tu vida las puedes integrar de forma inmediata. Te invito a analizar tus rutinas diarias y a identificar aquellas cosas urgentes, eliminarlas de tu día a día y a dedicarte a lo importante.

Se trata de ser más productivo, alcanzar tus metas y ser un emprendedor de excelencia.

 

Fuente: Entrepreneur

¿Por qué se escapa el talento de mi empresa?

1.No reconocer el talento

El hecho de reconocer el talento es un punto clave en la retención del mismo. Más si cabe cuando hablamos de los trabajadores más jóvenes o los pertenecientes a las generaciones Millennials y Z, pero en general a cualquier persona le gusta ser reconocida. Y el hecho de no hacerlo puede llevar a que se sientan frustrados.

 

De esta manera, desde los departamentos de Recursos Humanos debemos buscar programas y otras maneras de reconocer el trabajo de nuestros empleados. Motivarlos y conseguir que se sientan de alguna manera “queridos” dentro de la organización.

 

En este punto, también es importante conseguir que los trabajadores desempeñen una función acorde con sus habilidades dentro de la empresa. Un trabajo estimulante y en el que se sientan bien, que se adapta a sus características personales y conocimientos.

 

2. No ofrecer oportunidades para ascender dentro de la empresa

Si no ofrecemos oportunidades para ascender y seguir progresando dentro de la empresa, nuestros empleados se sentirán frustrados y con un techo de cristal en sus cabezas. De esta manera la fuga de talento puede ser enorme.

Así, debemos crear programas de formación continuada, y trabajar las oportunidades para progresar en la carrera profesional, dándoles la importancia que se merecen dentro de la organización.

 

3. Recursos Humanos: olvidarnos de la flexibilidad laboral

Si somos totalmente rígidos en las jornadas laborales, de nada valdrá todo lo anteriormente dicho. Y es que cada vez los trabajadores dan más importancia a la flexibilidad horaria como única manera de poder conciliar con su vida familiar. O simplemente como mecanismo de escape de una vida en constante movimiento.

 

Se trata de flexibilizar horarios, de ampliar los horarios de entrada y salida, de confiar en los trabajadores y fijarse más en la producción y productividad que en las largas jornadas laborales.

 

El hecho de ofrecer la posibilidad de trabajar algún día desde casa también nos ayudará en nuestro propósito para retener talento.

 

4. Salarios poco atractivos y falta de incentivos

Por último, los departamentos de Recursos Humanos, deberán trabajar en pro de mejorar los salarios de la organización y en generar programas de incentivos para que los empleados se sientan correspondidos. Y aumenten su productividad sabiendo que sus salarios aumentarán también. Hablamos de una fantástica manera de mejorar la motivación dentro de la organización.

 

Fuente: Blogderecursoshumanos.es

10 tips para lograr que tus empleados sugieran ideas

1. Apoya todas las ideas

Esto no significa que aceptes cualquier idea que presenten tus empleados, pero debes asegurarte de que apoyas la actividad de generar nuevas ideas. Una buena forma de hacerlo es demostrar tu entusiasmo hacia todas las ideas, aunque no aceptes la mayoría de ellas.

Es primordial que impulses un ambiente donde se acepta la colaboración y la innovación. Recuerda que las buenas ideas deben ser premiadas o reconocidas y, de ser posible, realizadas cuanto antes.

2. Facilítales a tus empleados aportar ideas

Cuantos más requisitos pidas para generar e implementar las ideas, menos personas querrán participar en esta dinámica y menos ideas vas a obtener al final del día. Incluso, el simple hecho de pedirles que las escriban con un formato determinado puede reducir la generación de ideas.

La mejor forma de estimular la creatividad es simplemente permitirles a los empleados platicarte directamente sus ideas, lo cual será una tarea fácil si tu empresa es pequeña. Evalúa los procedimientos que actualmente tienes en esta área y elimina todos los que no sean imprescindibles.

 

3. Reacciona rápido

Qué tan rápido respondes a las ideas es el factor que tiene mayor influencia en el número de ideas que producen los empleados. Si una idea o una propuesta se queda durante más de una semana sobre tu escritorio antes de que respondas o emitas un juicio, crearás una energía negativa dentro de tu empresa.

 

4. Busca ideas en la persona menos esperada

Muchos inventos revolucionarios vienen de personas que se encuentran fuera del típico campo de conocimiento. Impulsa las ideas de cualquier perfil de persona: no importando su nivel de experiencia, educación, edad o nivel socioeconómico. Si esperas encontrar creatividad, las probabilidades de que la encuentras aumenta si la buscas en todos lados.

 

5. Proporciona nuevas experiencias a tus empleados

La variedad es la madre de la creatividad. Cuanto más variadas sean las experiencias que les des a las personas, más creativas serán. Si uno de tus empleados trabaja primordialmente en cuentas bancarias, dale una referente a la manufacturación. Envía al empleado a una fábrica o a algún lugar relacionado. Si alguien tiene una experiencia fuera de su campo es más probable que aumente su creatividad.

Asimismo, intenta que asistan a seminarios, diplomados y eventos que puedan darles nuevas ideas para implementar en la empresa.

 

6. Impulsa un ambiente innovador

Crea y favorece un ecosistema donde las personas puedan aportar ideas para solucionar problemas o mejorar procedimientos y estrategias. Usa técnicas para favorecer la creatividad y la innovación. Sólo así podrás lograr que se den nuevas ideas en tu empresa.

 

7. Invita a empleados de todas las áreas a “lluvias de ideas”

Tener diferentes perfiles y personalidades dentro de una misma junta para encontrar nuevas ideas puede tener muy buenos resultados. Es importante que establezcas una dinámica en estas reuniones; por ejemplo, que en un mismo pizarrón todos escriban sus ideas y que los demás las completen o hacer votaciones de las mejores propuestas.

 

8. Crea un espacio inspirador

La disposición de los cubículos y de las oficinas, así como su decoración influyen en la creatividad de los empleados. Una buena idea es diseñar espacios sin divisiones, donde todos los empleados se encuentren en la misma mesa (o en filas) y puedan platicar fácilmente con quienes se encuentren a su lado. Otra opción es agregar una zona de juegos o de descanso en tus oficinas donde las personas puedan relajarse, divertirse y olvidarse del estrés.

 

9. Favorece la autogestión

Dejar que los empleados se dirijan a sí mismos es una buena forma de motivar la responsabilidad y la participación del grupo. Por ejemplo, si dejas que de vez en cuando sean ellos quienes dirijan las reuniones estimularás a los demás a participar, en lugar de sólo escuchar todo lo que estás diciendo.

Una recomendación es ser más flexible en los horarios e invitar a tu equipo a trabajar por metas y resultados. Así evitarás las horas poco productivas dentro de la oficina y motivarás en ellos un sentido de responsabilidad que funciona mejor que las reglas tradicionales.

 

10. Cuida tu estilo de liderazgo

Para que tus empleados y colaboradores tengan la confianza suficiente de comentarte sus ideas y de ofrecerte soluciones debes tener una actitud y un estilo de “puertas abiertas”. Presta especial atención a tu forma de reaccionar a las ideas y de dirigirte a tu personal. Recuerda que únicamente inspirando confianza y siendo empático ellos se atreverán a explotar al máximo su creatividad.

 

Fuente: Entrepreneur

Recursos Humanos y Big Data: 4 grandes ventajas

Las ventajas competitivas que ofrece el Big Data en el área de los Recursos Humanos  se dirigen en base a la capacidad de estudio sobre los empleados. De manera que permiten, en algún grado, predecir el comportamiento que adoptarán en algunas situaciones típicas.

 

Es por eso que los Recursos Humanos y el Big Data comienzan a consolidarse como un perfecto tándem; en el que el segundo se pone al servicio de los profesionales de estos departamentos.

 

Ahora bien, la implantación del Big Data ofrece grandes ventajas para el  departamento de RRHH; repercutiendo directamente en la toma de decisiones. Ya que se podrán basar en un sistema de datos reales y demostrables. Pero, además, queremos destacar las siguientes grandes ventajas:

 

1.Recursos Humanos y Big Data: o como optimizar la gestión de personal

 

Por una parte, el seguimiento y análisis de los datos permitirá disponer de una visión más real del desempeño de los equipos.

Una información muy valiosa en los procesos de promoción interna, o en empresas en las que existe una parte de retribución flexible.

Otro punto importante es la mejora de los procesos de reclutamiento, ya que la gran cantidad de datos extraídos, nos permitirá selecciones más estratégicas.

 

2. Permite conocer las opiniones de los trabajadores

 

A través de la realización de encuestas, entrevistas y evaluaciones podremos conocer qué piensan los empleados acerca del funcionamiento de la organización. Si están satisfechos con la gestión, si se sienten motivados con su trabajo, si las oportunidades de crecimiento son funcionales…  Hablamos de un punto muy importante en la gestión de talento.

 

3.Descubrir a los líderes

Otra de las grandes ventajas que podemos destacar es la facilidad con la que podremos descubrir quién o quiénes son los líderes dentro de una organización. Algo que ayudará enormemente a los directivos y les permitirá tomar mejores decisiones.

 

4.Anticiparse a tendencias

 

Por último, pero no por ello menos importante, el Recursos Humanos y Big Data nos ayudará a estar siempre a la última y anticiparnos incluso a las últimas tendencias del mercado.

 

Fuente: Blogderecursoshumanos.es