Todo lo que necesitas saber para escribir el currículum perfecto

Si hay un área en la que vale la pena invertir tiempo en lo que respecta a la búsqueda de empleo, definitivamente es tu currículum. Después de todo, en solo siete segundos de echarle un vistazo, los reclutadores y los gerentes de contratación ya saben si desean o no avanzar con tu solicitud. Por supuesto, escribir un currículum excelente es más fácil decirlo que hacerlo, por eso que estamos aquí para ayudarte en cada paso del camino.

 

1. Elige el tipo correcto de currículum

 

Si pensabas que solo había un tipo de CV, piénsalo de nuevo. Existen múltiples tipos diferentes, y el que debe usar dependerá de tus propias circunstancias profesionales únicas. Un currículum cronológico enumera las diferentes posiciones que has ocupado de arriba a abajo de mayor a menor reciente, y es mejor para aquellos cuyas carreras reflejan un camino claro hacia la función que están solicitando.

 

Un currículum funcional enfatiza la relevancia con respecto a la experiencia reciente, con diferentes posiciones enumeradas de arriba a abajo de mayor a menor relevancia, una sección de habilidades y un resumen profesional que explica por qué te adaptas estupendamente al puesto que solicitas. Esta es una gran opción para aquellos que están en transición a un nuevo campo o que vuelven a ingresar a la fuerza de trabajo después de un período de descanso.

Una combinación de currículums toma prestados de ambos formatos al combinar el resumen profesional y la sección de habilidades de un currículum funcional y el orden cronológico de la experiencia laboral de un currículum cronológico. Esta es una buena manera de enfatizar las habilidades y la experiencia por igual, y es una gran opción para muchos tipos diferentes de personas que buscan trabajo.

 

2. Descubre qué necesitas incluir

 

Los currículos deben tener seis componentes principales: un encabezado e información de contacto, resumen profesional, sección de habilidades, experiencia laboral, educación y experiencia adicional.

 

Aquí hay un resumen breve de lo que es cada rubro y consejos sobre cómo aprovecharlos al máximo:

 

Encabezado e información de contacto: la parte superior de tu currículum (o la que sea la parte más destacada) que contenga tu nombre e información de contacto.

 

  • Consejo profesional:  piénsalo dos veces antes de incluir tu dirección postal. Muchas veces es innecesaria y puede perjudicar tus posibilidades de calificar a una entrevista si vives lejos de donde está el puesto.

 

Resumen profesional: descripción breve de una a tres oraciones, que resume quién eres, qué haces y por qué eres una buena opción para el trabajo que buscas.

 

  • Consejo profesional: evita las descripciones como “trabajador”, “motivado” y demás términos vagos y genéricos. Céntrate en las habilidades y logros que te distinguen.

 

Habilidades: una lista de las competencias clave que posees y que te ayudarán a hacer el trabajo que estás solicitando.

 

  • Consejo profesional: ¿No te decides sobre qué habilidades incluir? Revisa la descripción del trabajo que buscas para ver qué talentos son las más importantes.

 

Experiencia laboral: una lista de los diferentes títulos que has obtenido, los lugares en los que has trabajado y los logros que ha logrado.

 

  • Consejo profesional: al escribir estos puntos en viñetas, usa el formato STAR (Situación, Tarea, Acción, Resultado) para no solo describir lo que hiciste en un trabajo anterior, sino qué tipo de impacto tuviste.

 

Educación: detalles sobre el nivel de preparación que has alcanzado, dónde estudiaste y qué cursaste.

 

  • Consejo profesional: solo incluye tu educación básica si tiene poco que te graduaste de la preparatoria. Cuanto más avances en tu carrera, más reclutadores y gerentes de contratación le prestarán más atención a la experiencia que a la educación.

 

Experiencia adicional: una sección general donde puedes agregar tu experiencia de voluntariado, pasatiempos, premios, etc.

 

  • Consejo profesional: algunas empresas son particularmente apasionadas por el voluntariado y la retribución a la comunidad. Si está postulando a una de ellas, usa esta sección para describir cómo has marcado la diferencia: ¡es una excelente manera de mostrar que puedes formar parte de la cultura de la compañía!

3. No te olvides de diseñar y formatear

 

Al final del día, un currículum bien redactado con experiencia relevante saldrá victorioso sobre uno que sea bonito, pero ligero sobre el contenido. Sin embargo, si combina un excelente contenido con un diseño limpio y ordenado y el formato adecuado, tendrás una combinación ganadora. Aquí hay algunas cosas que debes tener en cuenta si deseas que tu currículum se vea mejor:

 

  • Usa una fuente fácil de leer de no menos de 11 puntos.
  • Agrega márgenes de al menos .7 pulgadas.
  • Asegúrate de que haya suficiente espacio en blanco entre las secciones
  • Mantén tu currículum en un máximo de 1-2 páginas, a menos que estés en un campo como academia o medicina y debas citar documentos y publicaciones.
  • No exageres con un diseño o decoración intrincados: los toques de color están bien, pero evita cualquier conflicto o detalles visualmente cargados.

 

4. Verifica estos puntos de último minuto

 

Una vez que te sientas bien con tu currículum, no hagas clic en enviar por el momento. Cargar tu currículum antes de realizar un escaneo completo puede generar errores y oportunidades perdidas para causar la mejor impresión. Revisa los siguientes puntos para asegurarte de que tu currículum esté listo para ser visto por el mundo:

 

  • Verifica tu información de empleo para asegurarte de que coincida con lo que tienes en LinkedIn. Cualquier discrepancia, incluso si es accidental, podría levantar sospechas en un reclutador.
  • Usa una plataforma como Grammarly (en inglés) o MyStilus (en español) para editar tu currículum. Estas páginas pueden salvarte de errores ortográficos, cientos de tipos de errores gramaticales y de puntuación, y palabras que se escriben bien, pero se usan en el contexto incorrecto, todas las cuales se ven poco profesionales en un currículum y pueden dañar seriamente tus posibilidades de pasar a la siguiente ronda de contratación.
  • Guarda tu currículum con un nombre de archivo simple para mantener la profesionalidad y simplemente mantener un mejor registro de tus documentos. No puedes equivocarte con un nombre tipo “Tu apellido-CV-2018”
  • Comprueba las mayúsculas y minúsculas en los nombres y títulos de las empresas; la coherencia en tu CV es la clave.
  • Revisa tus viñetas para asegurarte de que estén enfocadas en mostrar resultados, no simplemente en enumerar tareas.

Fuente: Entrepreneur

1

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Busqueda
Facebook
Twitter