13 maneras de combatir el síndrome del “burnout”

El desgaste profesional (mejor conocido como síndrome del burnout) puede afectar a cualquiera. En 2013 estaba en un momento en mi vida donde el estrés laboral se sumó a problemas de salud, lo que hizo que mi existencia se volviera un cansancio constante. Sin embargo, logré superarlo. Me di un respiro y un día, mientras caminaba para despejarme, decidí hacer cambios importantes en mi vida.

Ya sea que dirijas un negocio, tengas un trabajo empresarial estresante o simplemente, te esté costando cumplir con las demandas de los amigos, familiares y la vida laboral, estás expuesto a padecer burnout.

Te dejo 13 métodos poco convencionales que me ayudaron a superar el desgaste.

1. Ve caricaturas 
Ya sé que parece tonto porque precisamente el problema es que ya no tenemos 10 años, pero créeme, ver caricaturas fue una parte importante en mi camino para superar el cansancio y el hartazgo. Cuando prendía la televisión, me permitía regresar a la niñez y olvidarme del estrés para tener una mejor perspectiva de la vida. Tal vez las caricaturas no son lo tuyo, pero la esencia del consejo es que busques algo que de niño te emocionaba. Verás cuánto te ayuda.

2. Pregúntate cómo 
Otra manera maravillosa de superar el burnout es dejar de decir “No puedo” y empezar a preguntar “¿Cómo?”. No digas “No puedo manejar esto”, mejor di “¿Cómo puedo manejar esto?”. Este pequeño cambio te pone en un mucho mejor lugar mental para desarrollar la creatividad, resolver problemas y a seguir adelante, sin importar que tan estancado te sientas.

3. Usa hábitos
Los hábitos son una gran herramienta para combatir el hartazgo porque te ayudan a reducir el proceso consciente de tomar decisiones. Cosas como comer sanamente y hacer ejercicio suelen ser las primeras que desaparecen cuando te sientes muy estresado, a menos que sean hábitos tan incrustados en tu vida diaria que ya los hagas sin pensar.

4. Divide tus metas grandes en pequeños objetivos
A veces, el burnout surge cuando la meta a la que queremos llegar es demasiado grande. En lugar de dejar que esto te estrese, tómate el tiempo para fragmentar tus grandes planes en objetivos más manejables. De esta manera, verás que es mucho más fácil empezar a trabajar porque el tamaño de tus pendientes es menos atemorizante.

Tip extra: celebra estas pequeñas victorias cuando las termines. Date un pequeño premio, como una visita al cine o una cerveza con los amigos, y verás que acabarás tu gran meta antes de lo que creías.

5. Modifica tu ambiente de trabajo
No sé tú, pero para mí es imposible sentarme a trabajar en mi escritorio cuando me llega el síndrome de desgaste laboral. En lugar de perder el tiempo esperando a que te llegue la inspiración en un lugar que claramente no te está ayudando, sal y busca algo nuevo.

Si puedes, trata de trabajar desde otra parte. Si el clima lo permite, labora al aire libre o en una cafetería. A veces, el simple cambio de escenario puede ser refrescante y suficiente para combatir el cansancio.

6. Redefine el éxito
Muchas ideas para combatir el burnout buscan ayudarte a lograr a hacer más y más cosas, pero también puedes tratar otra perspectiva. ¿Qué tal si redefines el éxito? ¿Qué tal si empiezas a ver el proceso de completar el trabajo como algo tan disfrutable como llegar a la meta?

Tal vez te des cuenta de que ya tienes lo que quieres y que es momento de bajar un poco el ritmo de trabajo para disfrutar los frutos de tu esfuerzo, sin el desgaste que conlleva.

7. Solo haz tres cosas 
Una de las mayores causas del hartazgo laboral es tener una lista de pendientes que esté permanentemente llena. Para combatir esto, primero debes forzarte a planear hacer solo tres cosas importantes cada día de trabajo. Puedes hacer más sí así lo deseas, pero tampoco se trata de presionarte. Esto te ayuda a priorizar mejor tus pendientes y te empuja a decir “no” cuando sea necesario. También te ayudará a no sentirte tan presionado, asumiendo que los puntos en tu lista de pendientes no sean cosas como “escribir un libro” o “abrir una nueva empresa”.

8. Busca una opinión externa
Muchas veces estamos tan adentro de nuestros problemas que no podemos encontrar una salida. Una perspectiva nueva – ya sea la de un amigo, consejero o familiar- puede ser definitoria al momento de desarrollar un plan saludable para salir de la situación que te agobia.

9. Encuentra desfogues creativos 
Otra gran herramienta que me ayudó a vencer el cansancio laboral fue desarrollar nuevas aficiones. Sin importar cuál desfogue elijas, debes dedicarle tiempo. Si no tienes un pasatiempo, este es el momento perfecto para tratar de hacer algo que siempre habías querido probar pero que asegurabas no podías hacer.

10. Considera cambiar de empleo 
Muchas veces, la misma compañía para la que trabajas puede ser el origen del burnout. Tal vez es momento de cambiar de empleo si crees que tu labor diaria se ha convertido en algo que simplemente ya no te gusta o que tu jefe o compañeros de área generan un ambiente tóxico.

11. Tómate un periodo para trabajar “menos”
Si puedes, reduce tus horas de trabajo o simplemente tómate unas vacaciones. Estas pausas te ayudan a reagruparte y enfocarte en lo verdaderamente importante.

12. Conoce cuándo es momento de presionarte

Conocer tus propias debilidades es fundamental cuando combates el cansancio. De hecho, no hay nada mejor para acabar con el burnout que presionarte para vencer una debilidad. Esto te ayudará a dejar de postergar.

13. No te rindas
El problema con el síndrome del burnout es que es diferente para todos. Lo que funcionó para algunos puede no ser la clave para ti, pero el secreto es nunca darse por vencido. Hay una versión sana, manejable y productiva de tu vida, solo toma algo de tiempo encontrarla. Así que sigue buscando e intenta nuevos cambios hasta que encuentres lo que te funcione. Nunca se sabe dónde o cuándo podrías encontrar la solución a tus problemas de productividad.

 

Fuente: Entrepreneur

Endomarketing Como Estrategia de Crecimiento Organizacional

El marketing es considerado el canal a través del cual una empresa se comunica con su público objetivo.

Las empresas invierten muchísimo dinero para acercarse a sus clientes. El asunto es que el paradigma común contempla que la inversión de recursos en mercadeo solo debe estar enfocada al exterior, es decir, a los consumidores.

Pero, ¿Qué sucede con la forma en la que se vende la empresa a sus propios trabajadores? ¿Qué ventajas consigue de hacerlo?

El Marketing que hace una empresa hacia sus propios empleados se conoce como EndoMarketing.

¿Qué es el EndoMarketing?

El EndoMarketing es el mercadeo que se hace de forma interna, es decir, desde la empresa para sus integrantes. Su objetivo principal es fortalecer la comunicación entre las distintas áreas y conseguir mayor compromiso y lealtad por parte de los empleados.

En otras palabras, estas campañas comunicacionales funcionan, de alguna manera, para organizar y formalizar la forma en la que la dirección comunica a sus equipos de trabajo sus productos, beneficios, planes de acción y cultura organizacional.

El propósito de invertir en campañas de marketing interno es que la información se haga llegar de forma organizada, bajo la premisa de que un equipo de trabajo que es tomado en consideración como parte vital de la operación y que, además, está bien informado, resulta mucho más productivo.

Es un error común ver la inversión en campañas de EndoMarketing como un “gasto innecesario”, de hecho, empresas de mucho éxito como Google, han demostrado que la información es una dimensión vital para mantener alineados los esfuerzos conjuntos entre diferentes departamentos de trabajo.

En el mediano y largo plazo, un canal de comunicación robusto entre los diferentes sectores de una empresa es una fortaleza que permite ahorrar una gran cantidad de tiempo y dinero, incrementando los niveles de eficiencia y disminuyendo los costos asociados a tiempos de espera y deficiencia comunicacional.

Por ejemplo: una buena campaña de Endomarketing desde la dirección de operaciones para comunicar un cambio drástico en los procesos de recepción de mercancía, contribuye e evitar retrasos en los despachos.

¿Por qué debe tomarse en serio el EndoMarketing?

Es tan sencillo como señalar que un equipo de trabajo alineado es la clave para incrementar los niveles de productividad, y la comunicación juega un rol imprescindible aquí.

Por lo general, cualquier plan de acción que se lleve a cabo dentro de una organización requiere de la participación conjunta de dos o más departamentos, bueno, si estos planes no se comunican efectivamente , posiblemente el tiempo de ejecución se extienda considerablemente o sencillamente los objetivos no se cumplen.

El objetivo principal de las estrategias de EndoMarketing es precisamente usar la comunicación robusta para alinear los esfuerzos entre los distintos departamentos de una empresa.

Otro aspecto – y ventaja – importante de la implementación del EndoMarketing es el compromiso.

Recuerda que las campañas de mercadeo se tratan de vender, y en este caso estas “vendiendo” la empresa a sus propios trabajadores. Por ejemplo, es importante que los colaboradores reconozcan los beneficios de trabajar donde lo hacen.

En esta línea de acción, muchas medianas y grandes empresas han invertido recursos a fortalecer su departamento de desarrollo organizacional (DO) ya que este es el especialista en el diseño de estructuras de cultura corporativa, misión, visión y valores que ayudan a conectar a los empleados con un fuerte compromiso laboral.

A pesar de que el “compromiso” puede sonar como algo “hippie” en el entorno organizacional, realmente no lo es.

El compromiso es la garantía más grande para conseguir y retener el talento, traduciéndose en trabajadores más productivos, disminución de la rotación de personal (lo que conlleva fuertes costos) y optimizar el retorno sobre la inversión en adiestramientos.

El EndoMarketing es un sello característico de las organizaciones más innovadoras y exitosas. También es considerado como un valor agregado dentro de los mercados más competitivos

Probablemente Google es el primer ejemplo que nos cruza la mente cuando pensamos en las organizaciones que se toman bien en serio el “marketing interno”, pero sin duda alguna no es la única empresa que invierte en esto.

Coca-Cola se tomó el marketing interno bien en serio, nombrando a sus mejores trabajadores como “embajadores de la marca”. Starbucks invierte millones de dólares al año apoyando programas de formación profesional entre sus empleados.

Cada año, organizaciones grandes y medianas adoptan estrategias de EndoMarketing y dedican una buena porción del presupuesto a optimizar los canales de comunicación con sus colaboradores.

Los resultados saltan a la vista rápidamente. Las empresas que han adoptado las campañas de EndoMarketing cómo parte de su estrategia de crecimiento, logran captar y retener los mejores talentos humanos y ya todos sabemos que sucede con las empresas que tienen a los mejores trabajadores.

Asertividad: qué es y por qué es tan importante en una entrevista

En muchas ofertas de empleo habréis leído con toda seguridad que una de las competencias personales que mas se piden a los candidatos es la asertividad. Pero, ¿ qué es la asertividad ?, podemos definirla como la capacidad de expresión pública en donde la persona es capaz de controlar lo que dice, de expresarlo con gran calidad, y sobretodo de influir con sus palabras. Ser asertivo es expresar nuestra opinión de forma clara y educada, sin ofender a los demás, y sabiendo decir que no cuando hay que decirlo.

 

Qué es la asertividad

Una de las acepciones que podemos encontrar de la palabra asertividad es la de “tener la capacidad para expresar o transmitir lo que se quiere, lo que se piensa o se siente sin incomodar, agredir o herir los sentimientos de la otra persona”.

 

En las entrevistas de trabajo es muy importante que tengamos una conducta asertiva. Podemos decir que la conducta asertiva se compone de tres elementos:

 

  1. Ser capaz de expresar lo que uno piensa.
  2. Saber decir lo que uno quiere decir y cómo decirlo.
  3. Saber utilizar los gestos, la mirada, el tono de voz, la postura, etc. de una forma correcta.

 

No solo en las entrevistas de trabajo, también en nuestro trabajo debemos ser asertivos. Como decíamos antes una parte muy importante de nuestra asertividad es aprender a decir no, esta acción puede ser necesaria en algunos momentos y puede ayudarnos, por ejemplo, a ser más productivos evitando que asumamos demasiadas tareas que no podremos cumplir.

 

Cómo ser asertivo en una entrevista de trabajo

Para saber como debemos aplicar la conducta asertiva en una entrevista de trabajo, os recomiendo el libro de Olga Castanyer: La asertividad: expresión de una sana autoestima (Serendipity). 

 

En primer lugar al encontrarnos delante del entrevistador o entrevistadores, debemos saludar con seguridad darles la mano con firmeza (pero sin exagerar).

 

Otro punto en el que debemos centrarnos es en la mirada, “Los sujetos asertivos miran más mientras hablan que los sujetos no asertivos“.

 

En tercer lugar la expresión facial. “La persona asertiva adoptará una expresión facial que esté de acuerdo con lo que se quiere transmitir“. En el libro podemos leer que las emociones básicas como la alegría, la sorpresa, la ira, la tristeza y el miedo se expresan a través de tres regiones fundamentales:

 

  • Frente / Cejas
  • Ojos / Párpados
  • Parte inferior de la cara

 

Otro aspecto muy importante en cualquier entrevista de trabajo es el lenguaje corporal. ¿Cuál debe ser la postura corporal?, “la persona asertiva adoptará generalmente una postura cercana y erguida, mirando de frente a su interlocutor“.

 

Por último, los gestos durante la entrevista; “Los gestos son movimientos desinhibidos. Sugieren Franqueza, seguridad en uno mismo y espontaneidad por parte del que habla.”

 

La importancia se ser asertivo en una entrevista

De todo lo que hemos comentado hasta ahora en esta entrada se deduce la importancia de ser asertivos en una entrevista de trabajo. Según Elia Roca, psicóloga clínica, formadora y divulgadora, las consecuencias de adoptar una conducta asertiva son las siguientes:

 

Facilita la comunicación y minimiza la posibilidad de que los demás malinterpreten nuestros mensajes.

  • Ayuda a mantener relaciones interpersonales más satisfactorias.
  • Aumenta las posibilidades de conseguir lo que deseamos.
  • Incrementa las satisfacciones y reduce las molestias y conflictos producidos por la convivencia.
  • Mejora la autoestima.
  • Favorece las emociones positivas en uno mismo y los demás.
  • Quienes se relacionan con una persona asertiva obtienen una comunicación clara y no manipuladora, se sienten respetados y perciben que el otro se siente bien con ellos.

Fuente: blogs.imf-formacion.com

7 tipos de juntas cero efectivas que debes evitar a toda costa

Para muchos negocios, las juntas rutinarias pueden no tener un verdadero enfoque o una agenda clara, lo que termina convirtiéndose en una pérdida de tiempo. Te compartimos siete graves pecados que debes evitar en cualquier reunión, así como algunos consejos para evitarlos.

1. Reuniones-rituales

En muchas empresas, las personas suelen reunirse simplemente por la costumbre de hacerlo. A esta junta la denominan la “reunión semanal”, por ejemplo, y se creen inquebrantables… aunque pocas veces resultan productivas. La realidad es que las reuniones que se hacen por costumbre en lugar de necesidad son aburridas, pues siguen un guion que todos conocen, y pocas veces arrojan ideas distintas o motivan a los presentes.

Tip: Primero, examina tu rutina. No tengas juntas a menos de que puedas definir específicamente por qué es necesaria y cómo va a ayudar en la organización. Asimismo, diseña una agenda y envíasela a los involucrados para que les dé tiempo suficiente de prepararse.

2. Reuniones-monólogos

Los directivos en las juntas suelen dar largos sermones y usan una aburrida presentación en PowerPoint. ¿La realidad? Un monólogo es una de las formas menos efectivas de enseñar, informar o motivar gente a la acción.

Tip: Motiva a tu equipo a hablar, compartir ideas y comentar acerca de lo que han escuchado. Si muestras una presentación en PowerPoint, hazla visualmente interesante y evita los textos largos.

3. Reuniones impuntuales

¿Cuántas veces no te ha pasado que te convocan a una junta, llegas puntual, y ésta empieza media hora después? Peor aún: comienza la reunión, algunas personas llegan impuntuales y se debe recapitular todo lo hablado para que estén al corriente. ¡Vaya falta de respeto por el tiempo de los demás!

Tip: Elige a un líder que sea organizado y firme, que deje que los impuntuales se pongan al corriente por su propia cuenta y que corrija el rumbo de una discusión si ésta se dispersa demasiado.

4. Reuniones-regaños

Uno de los clientes de Bradt, una compañía de guías de viajes, gastaba el 95 por ciento del tiempo de una reunión pidiéndoles a sus gerentes que explicaran por qué sus números habían bajado y sólo el 5 por ciento planeando estrategias futuras. No era de sorprenderse que todos los asistentes salieran de la junta con cara larga.

Tip: Usa el pasado como una plataforma para entender y planear acciones futuras, no como un medio para regañar a la gente. El poder de la inteligencia grupal debe usarse para evitar errores y avanzar.

5. Reuniones que interrumpen las horas productivas

Por alguna extraña razón, algunos jefes piensan que convocar una junta a mediodía es una excelente idea. ¡Nada podría ser menos cierto! Las juntas a media mañana interrumpen las horas más productivas de los empleados.

Tip: Agenda las reuniones en la tarde, cuando escapar del cubículo sea un alivio bien recibido por los empleados.

6. Reuniones que se realizan en ambientes insípidos

En la mayoría de las juntas, los empleados se reúnen alrededor de una mesa y se mantienen enfocados en el líder que se encuentra a la cabeza. Sin embargo, este formato inhibe las discusiones y las ideas creativas.

Tip: Convoca a tus empleados en un café o, mejor aún, crea salas de juntas divertidas.  Otra opción es pedirles que vayan a caminar; mientras caminas ves las cosas de una manera diferente, lo que estimula a las ideas.

7. Reuniones formales y rígidas

Pocos líderes de juntas tienen sentido del humor. El resultado es una habitación llena de empleados aburridos, tensos o deseosos de que la junta rermine.

Tip: Inicia la junta con música, un chiste o una anécdota interesante. En la era de YouTube y de iTunes, no hay razón paara no inyectar un poco de humor en una reunión para atraer la atención, desarmar la negatividad y generar entusiasmo.

 

Fuente: Entrepreneur

Cómo tratar a los empleados según su personalidad

En la mayoría de las compañías, los empleados pueden ser clasificados por dos tipos de personalidad: los extrovertidos, a quienes se les facilitan las interacciones sociales, y los introvertidos, quienes disfrutan pasar tiempo en solitario.

¿Cómo saber qué empleado tiene qué personalidad? Podrás deducirlo al observarlos en acción. La persona que constantemente está buscando a los demás para hablar y puede sacar conversación hasta en la máquina de café o que sugiere hacer sesiones de lluvias de ideas para resolver un problema probablemente sea un extrovertido. Mientras tanto, la que se mantiene en un rincón tomando notas suele ser introvertida.

Aunque los empleados varíen de acuerdo a sus fortalezas y preferencias, te decimos cómo puedes manejar a las dos personalidades para conseguir su mejor rendimiento.

Empleados introvertidos

1. Dales tiempo para pensar

Los empleados introvertidos suelen trabajar mejor cuando tienen tiempo suficiente para pensar en ideas o temas por adelantado, por lo que crear una agenda es una buena forma de incentivar su participación.

2. Dales espacio

Tener demasiado estímulo externo puede ser sofocante para ellos. Si no es posible que trabajen en una oficina cerrada, al menos asígnales un espacio tranquilo donde puedan refugiarse de vez en vez.

3. Planea reuniones tempranas

Debido a que los introvertidos suelen tener más energía en la mañana, intenta que las reuniones importantes sean a las primeras horas. En esos momentos aún no están cansados de tratar con gente. Si no puedes hacerlo, dales tiempo de planear y pensar antes de la junta.

4. Siéntete cómodo con el silencio

Cuando converses con los introvertidos, dales tiempo para responder y hazles preguntas. No le temas al silencio y no intentes cubrir todo momento con conversación. Evita que tú y el resto del equipo los interrumpan.

5. Busca su retroalimentación

Obtén respuestas e información de los introvertidos en formas que los hagan sentir cómodos. En lugar de esperar que tengan discusiones espontáneas sobre proyectos, búscalos de uno en uno. En las reuniones pide específicamente su opinión y dales la oportunidad de expresarse.

Empleados extrovertidos

1. Asigna trabajo en equipo

Los extrovertidos suelen desempeñarse bien en acciones de creatividad grupal. Sesiones de lluvia de ideas y otros métodos parecidos donde se reúne gente para pensar y resolver problemas son buenos ambientes para gente con esta personalidad. Ojo: evita que dominen las discusiones.

2. Déjalos expresarse

Los extrovertidos deben hablar para desarrollar su pensamiento. Para conseguir las mejores ideas de ellos, crea oportunidades donde puedan expresarse y discutir soluciones e ideas, dar retroalimentación y evaluar información.

3. Dales pistas corporales

Los extrovertidos también responden bien a las pistas no verbales y son buenos leyendo el lenguaje corporal. Cuando sostengas conversaciones con ellos, toma en cuenta tus expresiones faciales, tono de voz y otras formas de lenguaje corporal para dar a entender el mensaje que quieres.

4. Entiende su energía

Los extrovertidos típicamente necesitan más energía si han estado solos por un tiempo. Así que agendar las reuniones después de que la persona estuvo trabajando en un reporte o cuando ha pasado todo el día sentado es un buen momento para conseguir que se re energicen y compartan buenas ideas.

5. Permíteles interactuar con otras personas

Los extrovertidos suelen ser más hábiles en trabajos donde interactúen en persona con los clientes, asistan a conferencias o estén en ambientes donde hay mucha gente. Propicia este tipo de actividades.

 

Fuente: Entrepreneur

Los KPI de Recursos Humanos que realmente importan

Los KPI, en español Indicadores Clave de Desempeño, son una valiosa herramienta para el área de Recursos Humanos. Sin embargo, su capacidad de impacto es determinada por su nivel de alineación con la estrategia y las metas organizacionales.

 

En el caso de RR.HH., los KPI pueden medir la efectividad de los procesos asociados al reclutamiento, la formación y la gestión del desempeño, entre otros procesos. Para que pueda definir métricas que sean de verdad útiles y alineadas sus objetivos, vamos a explicar a continuación algunos de los KPIs más importantes:

 

Talento Humano

 

Estas métricas ayudan a identificar oportunidades de mejora que permitan optimizar la retención y el desempeño de los colaboradores:

 

  • Índice de compromiso

El compromiso o también llamado employee engagement es el nivel de motivación e involucramiento que demuestran los colaboradores con su organización. Al medir este indicador podrá saber cómo comprometer a su equipo para que sea más productivo y se esfuerce más.

 

  • Relación de disponibilidad

Este KPI, también llamado ‘Listos ahora’, mide el porcentaje de posiciones estratégicas que cuentan con al menos un sucesor preparado para ocuparlas en el corto, mediano y largo plazo. Es necesario tener un plan de sucesión que asegure continuidad en los puestos directivos.

 

Formación y desarrollo

 

No tiene un gran impacto medir el porcentaje de empleados capacitados o su índice de satisfacción respecto a la formación que recibieron. Lo ideal es saber si estos procesos permitieron alcanzar mejores resultados. Veamos:

 

  • Reducción de costos/tiempo

Puede hacer uso de este indicador si la capacitación tiene como objetivo reducir costos, disminuir el número de errores cometidos o que el colaborador simplemente haga algo más rápido.

 

  • Inversión en capacitación por colaborador

Permite evaluar si la inversión que se está realizando en los programas de formación persiguen criterios estratégicos y si están siendo capacitados los colaboradores que realmente lo necesitan.

 

Cliente interno

 

Estos indicadores miden la satisfacción de los empleados con la organización y los servicios ofrecidos por el área de Recursos Humanos. Veamos:

 

  • Clima laboral

¿Son felices los empleados? ¿Cuál es el nivel de satisfacción con las condiciones de trabajo? Es importante medir la percepción de los empleados para saber cómo crear un ambiente positivo y motivador.

 

  • Tasa de uso de los beneficios

Con este indicador el área de Recursos Humanos podrá conocer la efectividad de los programas de bienestar al reconocer los beneficios más y menos usados.

 

  • Resultados de entrevistas de salida

En el largo plazo, las entrevistas de salida pueden arrojar tendencias basadas en testimonios veraces sobre aspectos que estén afectando el clima laboral, el desempeño y las relaciones entre el talento humano.

 

KPI de finanzas

 

Las métricas de finanzas cuantifican el costo e impacto que han producido en términos monetarios los proyectos y programas de RR.HH.

 

  • ROI

El ROI (Return on Investment), o retorno de la inversión en español, es un indicador que permite medir la rentabilidad de un programa específico. Se calcula de la siguiente manera:

[(Ingresos – Inversión) / Inversión] * 100

 

  • Ingreso por empleado

Este indicador se calcula dividiendo los ingresos totales entre el número de empleados de la compañía. Sirve para medir la contribución generada por cada colaborador.

 

  • Índice de equidad salarial

El objetivo de este índice es evaluar la equidad del otorgamiento salarial entre hombres y mujeres de un mismo nivel  con el fin de reducir la brecha salarial. Se calcula restando el promedio salarial de hombres con el promedio recibido por las mujeres

 

Entender los KPIs

La mayoría de KPI no retratan una situación buena o mala por sí mismos. Es responsabilidad del profesional de RR.HH. interpretarlos y darles sentido teniendo en cuenta el momento que está atravesando la empresa en ese momento.

 

  • Tasa de rotación

Muchos se estarán preguntando por el que ha sido un indicador clave del éxito de la gestión de Recursos Humanos: la tasa de rotación. Sin embargo, se debe aprender a interpretar este KPI en el contexto adecuado.

Una alta rotación no es necesariamente un síntoma de una mala gestión si, por ejemplo, se están yendo los empleados menos productivos. Por lo tanto, se recomienda aprender a leer esta métrica cruzando otros datos como los resultados de la evaluación de desempeño para saber cuál es el talento humano que se está yendo.

 

  • Tiempo de llenar una vacante

Algunos profesionales de RR.HH. miden el tiempo que tardan en llenar una vacante. Pero si en realidad tardan un día y contratan a la persona menos adecuada para el cargo, no están haciendo bien su tarea. Tiene que ser una cuestión de calidad y no tanto de tiempo.

 

Algunos departamentos de RR.HH. aún utilizan KPIs que realmente no tienen un impacto significativo en el negocio. Y para ser un aliado estratégico de la organización, debe apoyarse en herramientas tecnológicas para facilitar la implementación y recolección de información que permita hablar el mismo idioma que los directivos. 

 

Fuente: Acsendo

Tecnoestrés, el nuevo foco en la prevención de riesgos laborales

Según revela José Antonio Padilla Valenzuela, técnico superior de prevención de riesgos laborales del Grupo Preving, el tecnoestrés es uno de los efectos negativos que nacen fruto de las llamadas TIC´s. Según cuenta, sus tres diferenciaciones principales son la tecnoansiedad, la tecnoadicción y la tecnofatiga. “Las causas de estos desórdenes van desde la falta de adaptación a las nuevas formas de trabajo, a la dependencia absoluta de estas tecnologías, pasando por la fatiga mental y el cansancio asociado al uso o abuso de las TIC”, apunta.

 

En esta linea asegura que “uno de los principales estresores en una empresa es el uso del correo electrónico, acentuado en los últimos tiempos con la llegada de smartphones y tabletas, que prolongan su uso fuera de la oficina y del horario de trabajo”. De hecho, según un estudio de 2013, al 83% de los empleados públicos les aumentaba el ritmo cardíaco al recibir o enviar un email y entre el 12 y el 15% presentaban síntomas de adicción al correo.

 

Es por ello que, según Padilla, es clave llevar a cabo una buena gestión de los sistemas de comunicación interna. Al respecto expone cómo empresas como Ferrari “limitan el número de correos que sus empleados pueden enviar o recibir al día”, bajo el lema ‘Menos correos electrónicos y más dialogo con tus compañeros’.

 

“En general, la tendencia es volver a recuperar el diálogo directo como medio para acortar los tiempos de resolución de incidencias y, con ello, reducir el nivel de estrés que implica un buzón saturado de correos pendientes de atender”, explica el experto. Así, “el mejor método de prevención pasa por la moderación y el sentido común, evitando la necesidad de estar “conectado” en todo momento”, concluye.

 

Fuente: Equiposytalentos

10 tips para ser productivo en el Mundial de Rusia 2018

Se trata de la fiesta deportiva más grande del mundo; pero también una época donde la mayoría de las empresas disminuyen su productividad. Y es que durante un mes de alegría y fútbol, buena parte de los empleados (y emprendedores) se distraen fácilmente por ver los partidos de la Selección y de los demás competidores.

 

Si no quieres que esto sea un problema en tu startup, toma nota de estos 10 consejos:

 

1. Evita el ausentismo. Un partido dura menos de dos horas, pero si un empleado falta un día completo se pierden ocho horas de trabajo. Así que permite que tu equipo vea los partidos; además de motivarlos, disminuirán las “vacaciones” y faltas justificadas durante este mes.

 

2. Cambia tus horarios. Si tu empresa trabaja en el típico horario de 9 a 7, esto significa que podrías perder cerca de cuatro horas de productividad debido a los dos partidos diarios. Si no se afecta tu operación, analiza ofrecer trabajo flexible y dejar que tus empleados elijan su horario.

 

3. Trabaja por metas. No te enfrasques en la noción de que los empleados deben cumplir con sus horarios y con presencia física en sus escritorios. Mejor, trabaja por proyectos, definiendo objetivos claros y fechas límite. Esto asegurará que todo el trabajo quede listo sin que se afecte la moral y concentración del equipo por ver los partidos.

 

4. Ofrece incentivos. Lo que menos quieres en esta época es que tu oficina esté vacía; esto sólo te generará costos y baja productividad. En lugar, realiza dinámicas o invita la comida los días que haya partidos importantes. Muchos de ellos preferirán ir a trabajar porque la opción es mucho más divertida.

 

5. Instala pantallas en tus oficinas. Es mucho mejor que tus empleados no abandonen la oficina para ver los partidos. De esta manera, se pierde menos tiempo en los traslados y en lo que llegan a acomodarse de nuevo.

 

6. Aunque estén muy ocupados, evita prohibir ver los partidos. Esto podría afectar gravemente la motivación de tus empleados y generar insatisfacción. Nuevamente, la clave está en trabajar por metas, ofrecer flexibilidad y, si es necesario, hacer turnos para que todos puedan participar.

 

7. Define las reglas desde el principio. Todos en tu equipo deben estar en la misma página; deben saber que aunque se vean los partidos no se debe perder enfoque y concentración en el trabajo. Estas interrupciones no deben producir bajo desempeño. Está bien divertirse pero no ser irresponsable.

 

8. Aprovecha el Mundial para mejorar tu clima laboral y el trabajo en equipo. A los mexicanos nos gusta el fútbol y más cuando juega la Selección, así que sácale el máximo provecho a esta época para hacer actividades divertidas donde los miembros de la empresa participen y se conozcan mejor entre ellos.

 

9. Planea y premia la productividad. Aunque sea una época floja, puedes hacer que tus empleados pongan su mejor esfuerzo. Esto lo puedes lograr por medio de incentivos como un bono simbólico o un día libre. Además, puedes planear tus esfuerzos de manera que salga todo el trabajo correctamente, sin dejar de divertirse.

 

10. Tú también relájate. No te estreses de más por los efectos que podría tener este mes en tu empresa. Si te gusta el futbol, organízate y también disfruta del Mundial. Con una buena agenda, los partidos no tienen por qué afectar tus resultados.

 

Fuente: Entrepreneur

Guía para crear un CV multimedia

El CV multimedia, a grandes rasgos, permite incorporar diferentes elementos a la hoja de vida. Con estos elementos el trabajador puede explicitar sus habilidades mediante vídeos, enlaces a sus trabajos, perfiles en redes sociales, etc. Por tanto, si bien puede ser utilizado por cualquier trabajador, resulta ideal para aquellos que poseen perfiles creativos y trabajos que mostrar a los reclutadores.

 

Existen decenas de plataformas que ofrecen la posibilidad de crear este CV. Quizá la más conocida de ellas es Blogger, que permite al trabajador crear todo un blog con su trabajo y dividirlo en diferentes secciones, incorporando imágenes, vídeos y enlaces a este. Pero no es la única que puede emplearse.

 

Todas ellas ofrecen elementos particulares que determinan la creación de un CV diferente, pero a pesar de ello, requieren seguir una serie de pasos para que el trabajador pueda hacerse con un CV multimedia. Por ello, si te interesa este tipo de CV, te ofrecemos una guía paso a paso de lo que debes hacer para crear este documento:

 

  1. Selecciona la plataforma que utilizarás.
  2. Decide qué plantilla o diseño vas a usar, imaginando tu CV y luego dibujándolo en un borrador.
  3. Elige el color central con el que crearás tu diseño.
  4. Establece la información que utilizarás en tu hoja de vida.
  5. Busca todos aquellos elementos multimedia que puedes agregar, desde proyectos anteriores en los que trabajaste hasta enlaces de interés.
  6. Crea vídeos, presentaciones o resúmenes de aquellos trabajos para los que no tengas un respaldo digital.
  7. Organiza la información en tu diseño.
  8. Da un repaso para asegurarte de transmitir efectivamente la idea que pensaste.
  9. Crea una forma fácil de compartirlo con los reclutadores, descargando el archivo o creando un enlace directo a tu hoja de vida.

 

Fuente: NoticiasUniversia

Recursos Humanos y Big Data: 4 grandes ventajas

Las ventajas competitivas que ofrece el Big Data en el área de los Recursos Humanos  se dirigen en base a la capacidad de estudio sobre los empleados. De manera que permiten, en algún grado, predecir el comportamiento que adoptarán en algunas situaciones típicas.

 

Es por eso que los Recursos Humanos y el Big Data comienzan a consolidarse como un perfecto tándem; en el que el segundo se pone al servicio de los profesionales de estos departamentos.

 

Ahora bien, la implantación del Big Data ofrece grandes ventajas para el  departamento de RRHH; repercutiendo directamente en la toma de decisiones. Ya que se podrán basar en un sistema de datos reales y demostrables. Pero, además, queremos destacar las siguientes grandes ventajas:

 

1.Recursos Humanos y Big Data: o como optimizar la gestión de personal

 

Por una parte, el seguimiento y análisis de los datos permitirá disponer de una visión más real del desempeño de los equipos.

Una información muy valiosa en los procesos de promoción interna, o en empresas en las que existe una parte de retribución flexible.

Otro punto importante es la mejora de los procesos de reclutamiento, ya que la gran cantidad de datos extraídos, nos permitirá selecciones más estratégicas.

 

2. Permite conocer las opiniones de los trabajadores

 

A través de la realización de encuestas, entrevistas y evaluaciones podremos conocer qué piensan los empleados acerca del funcionamiento de la organización. Si están satisfechos con la gestión, si se sienten motivados con su trabajo, si las oportunidades de crecimiento son funcionales…  Hablamos de un punto muy importante en la gestión de talento.

 

3.Descubrir a los líderes

Otra de las grandes ventajas que podemos destacar es la facilidad con la que podremos descubrir quién o quiénes son los líderes dentro de una organización. Algo que ayudará enormemente a los directivos y les permitirá tomar mejores decisiones.

 

4.Anticiparse a tendencias

 

Por último, pero no por ello menos importante, el Recursos Humanos y Big Data nos ayudará a estar siempre a la última y anticiparnos incluso a las últimas tendencias del mercado.

 

Fuente: Blogderecursoshumanos.es

Busqueda
Facebook
Twitter